5 errores que no deberías cometer nunca al elegir una carrera

Si eres de esas personas que desde pequeño tenían claro a qué iban a dedicarse, ¡Enhorabuena! Elegir una carrera no debería suponer un problema para ti. Pero si has llegado a las puertas de la universidad sin saber muy bien qué estudiar, tomar una decisión tan importante puede llegar a estresarte, y mucho. No te preocupes, dudar no es malo. Solo intenta no caer en estos errores.  
5 errores que no deberías cometer nunca al elegir una carrera

Mayte Guillen

6/06/2017



Elegir una carrera que no acabe de llenarte puede repercutir en tu felicidad, y hacerte perder tiempo y dinero si al final tienes que abandonarla por otra. Para que eso no te pase, te contamos algunos de los errores más frecuentes que suelen cometer los estudiantes a la hora de elegir. 

ERROR 1. Buscar solo carreras “CON FUTURO”

Es bueno que analices el mercado de trabajo y te informes sobre qué carreras te ofrecen mejores salidas profesionales. Pero no te obsesiones. Todo evoluciona muy rápidamente y puede que las profesiones que hoy están de moda ya no sean tan demandadas en cuatro o cinco años. Cuando termines tu carrera y salgas al mercado laboral el mundo será diferente. Por lo tanto, y aunque es positivo estudiar las tendencias, no elijas solo en base a este criterio.

Busca materias que te gusten y que encajen con tu personalidad y cualidades. ¿Qué es lo que mejor se te da? ¿Con qué tipo de actividades te sientes más a gusto? ¿En qué asignaturas has destacado siempre? En opinión de Pablo Bustos, del Departamento de Orientación e Información Universitaria de la Universidad Francisco de Vitoria, elegir un Grado sin conocerse a uno mismo previamente es un error. “Los alumnos deben ser capaces de identificar sus fortalezas, virtudes, destrezas, habilidades a través de las cuales consigan cambiar el mundo a las personas con las que traten el día de mañana”.

Si necesitas que te echen una mano para identificar cuáles son tus habilidades, pide ayuda en el departamento de orientación de tu instituto. También puedes consultar los test de orientación profesional que te proponemos.

ERROR 2. No investigar todas las opciones a tu alcance 

Aunque elegir carrera es una de las decisiones más importantes, pocos estudiantes se toman la molestia de investigar antes todos los tipos de estudios universitarios que pueden cursar en nuestro país. Esto, a juicio de los orientadores de la Universidad Alfonso X el Sabio, es un error muy común. Por eso, creen que “es fundamental que el estudiante investigue, que lea el programa académico, que compare, que hable con gente que ya esté trabajando en el sector… solo así tendrá la información necesaria para tomar una buena decisión”.

No te conformes con los títulos de toda la vida. Ahora las temáticas son muy variadas. Solo en estudios oficiales de Grado hay más 3.800 opciones diferentes.

⇒ Empieza la búsqueda de tu carrera

Si no tienes muy clara cuál es tu vocación empieza eligiendo un área de estudio. Todos los Grados Universitarios se agrupan en cinco áreas de conocimiento: Ciencias Sociales y Jurídicas, Artes y Humanidades, Ciencias, Ciencias de la Salud, Ingeniería y Arquitectura. Esta información te ayudará a identificar qué carreras encajan mejor con tus gustos y personalidad. Después averigua qué centros imparten los estudios en los que estás interesado y cómo es el contenido que ofrecen. Tómate tu tiempo para comparar todas las opciones. 

ERROR 3. Dejarte llevar por lo que le gusta a otros 

Desde la Universidad Isabel I nos comentan que “uno de los fallos más comunes de los estudiantes a la hora de elegir carrera es estudiar lo que les imponen sus padres o seguir el legado familiar”. A veces por pereza, por falta de decisión o por presiones familiares muchos estudiantes se limitan a seguir el camino que le marcan sus padres y amigos, estudiando carreras tradicionales, y sin pararse a pensar si encajan con sus gustos y aptitudes.

En UIC Barcelona son también de la misma opinión y  aconsejan a los alumnos que no se guíen “por lo que todo el mundo hace, porque tus amigos estarán allí o lo que sus padres digan, porque puede que no sea lo que realmente te va a hacer feliz o con lo que vas a destacar en la vida”.

Por lo tanto, recuerda que la última decisión es tuya, y que tiene que basarse en algo que te guste. ¿Te imaginas trabajando en el futuro en esa profesión? Si no es así…., busca otras opciones.

ERROR 4. No visitar el centro

Una vez que sepas en qué centros se imparten los estudios en los que estás interesado, es importante que los visites para que puedas ver de primera mano si lo que te ofrecen es lo que estás buscando. Comprueba cómo es la calidad de sus instalaciones, qué servicios ponen a disposición de los alumnos (residencias, comedor, transporte, deportes…), los requisitos de acceso que requieren, los planes de estudio, el precio de las matrículas y las distintas formas de financiación, e incluso puedes pedir entrevistarte con algún orientador de los servicios de estudiantes.

Esta información es todavía más relevante si vas a estudiar en una ciudad diferente a la tuya, para evitarte sorpresas. 

ERROR 5. No tener en cuenta el factor económico 

Estudiar en la universidad supone un desembolso económico importante, por lo que antes de elegir una opción concreta haz una estimación y compara el dinero que necesitas para costear tu carrera en cada centro donde se imparte (matrícula, tasas, libros, comida, transporte, residencia…).

Si no tienes el presupuesto para financiarla, pregunta en el propio centro a qué becas o ayudas podrías acceder. Otra posibilidad es elegir un Grado online que te permita trabajar y estudiar al mismo tiempo.


Grados destacados