Consejos para elegir Grado universitario

Elegir la carrera que vas a estudiar es una decisión importante y no siempre fácil de tomar. Tras la implantación del Plan Bolonia, la realización de un Grado va a suponer una inversión de, como mínimo, cuatro años de tu vida y el desembolso de una cantidad importante de dinero.
Consejos para elegir Grado universitario

Dani Domínguez

6/06/2017



Aunque la elección no es irreversible y siempre puedes cambiar, conviene que uses unos minutos (o algo más) en plantear qué quieres estudiar, cómo lo quieres hacer y dónde lo quieres realizar.

Vamos a intentar ayudarte en este proceso de elección. Y para ello empezaremos con…

La elección de los estudios

Tú eres quién mejor se conoce y el que menos probabilidades tiene de equivocarse. A pesar de la gran variedad de carreras que se ofertan en nuestro país, escoger un Grado sigue siendo un suplicio para la muchos pre-universitarios. Y es que el miedo a equivocarse o a defraudar suele estar muy presente en estos casos.

Intenta abstraerte de los estímulos externos. Eso no significa que no debas escuchar consejos, simplemente tus preferencias y gustos deben prevalecer. Piensa qué asignaturas te han gustado más durante tus años de enseñanzas obligatorias, qué tipo de actividades te gusta realizar y cuáles no… y así podrás ir descartando.

Piensa un poco más allá, en el futuro. Ciertas personas no soportan estar en una oficina y para otras, el contacto diario con público puede representar un martirio. Pensando en este tipo de cosas lograrás reducir el riesgo de equivocación.

Conviene también que seas realista. Aunque más de la mitad de las carreras solo requieren que tengas aprobada la selectividad, otras tienen notas de corte muy alta, lo que supone un límite impuesto. Como curiosidad, las cuatro notas de corte más altas en España corresponden al doble grado de Física y Matemáticas en diferentes universidades.

Finalmente, puedes usar algunos trucos como test de orientación vocacional. Si por ti mismo no consigues determinar para qué áreas eres más o menos apto, a través de las preguntas de estos cuestionarios puedes hacerte una ligera idea. Pero igual que antes, tu opinión es la que debe prevalecer.

La elección de la modalidad

Vamos ahora al paso 2. Una vez elegido el Grado al que queremos dedicar los próximos cuatro años de nuestra vida, ya tenemos hecho más de la mitad del trabajo. Sin embargo, quedan todavía algunos flecos. Y entre esas otras decisiones encontramos la elección de la modalidad.

La pregunta que debes hacerte es simple: ¿quieres cursar tus estudios de forma presencial o prefieres hacerlo a distancia, online? En este último caso, en la modalidad a distancia es donde puedes tener más dudas, ya que se trata de elección en auge, aunque poco conocida.

Si los estudios que has decidido cursar se imparten de forma presencial en la ciudad en la que vives, no lo dudes y elige esta opción, ya que te permitirá vivir la etapa universitaria de un modo más intenso.

Sin embargo, si tienes que desplazarte para realizarlo de esta forma, tendrás que tener en cuenta otros condicionantes. Y uno de los más importantes es el económico. Debes sopesar tu posición y determinar las posibilidades que tienes de acceso a becas. Realizar una carrera fuera de casa supone un gasto extra muy importante, ya que además de la matrícula tendrás que hacer frente a otros costes como el alquiler de la habitación, transporte, y la vida en general.

También puede existir la posibilidad de que quieras compaginar tus estudios con otras actividades. El hecho de no tener que ir a clase te permitirá que puedas gestionar mejor tu tiempo y dedicarlo a esas otras tareas paralelas.

Cómo elegir grado universitario

La elección de la ciudad

Ya tenemos elegida la carrera y la modalidad. Si es modalidad online, no tendrás que elegir ciudad, pero si has decidido cursarla de forma presencial, el siguiente paso es escoger destino. Y es que no se trata de una decisión menor: muchos estudiantes deciden abandonar los estudios o mudarse porque no consiguen adaptarse a la ciudad que han elegido. Por eso conviene que le dediques un tiempo a pensar esta decisión.

Tal y como sucedía con la modalidad, el aspecto económico es también relevante. Como es obvio, existen ciudades donde la vida es mucho más cara que en otras y donde el precio de una habitación puede llegar a triplicarse.

También debes tener en cuenta cuál se adapta mejor a tu modo de vida. ¿Prefieres una gran ciudad o eres más de ciudades pequeñas? ¿Quieres irte muy lejos de tu casa o prefieres quedarte relativamente cerca? ¿Interior o costa? Plantéate estas cuestiones y evitarás encontrarte en unos meses en una ciudad que te agobia.

La elección de la universidad 

Llegamos al paso final. Si una vez elegida la modalidad también tienes claro la universidad donde quieres cursar tus estudios, la ciudad te vendrá dada y podrás saltarte el paso anterior. Puede suceder que la ciudad que hayas elegido tan solo cuente con una universidad: en ese caso, trabajo hecho.

Sin embargo, cabe la posibilidad de que la ciudad tenga varias universidades y debas decantarte por una de ellas. Aquí puede usar algunos factores como el prestigio de la universidad y el profesorado con el que cuenta.

También puede ayudarte conocer las instalaciones de cada una de ellas. Siempre tendrás las puertas abiertas de las diferentes facultades para que puedas pasarte y tantear el terreno. Así, también conocerás el campus y la ubicación geográfica que tiene. ¿Prefieres estar más cerca del centro de la ciudad o a las afueras? De la misma forma, puedes bucear en las páginas webs de las universidades y conocer sus programas estudiantiles, sus posibilidades de intercambios, la bolsa de prácticas

Una vez tengas todo este trabajo hecho, solicita la entrada varias universidades, no solo a una y así no te cerrarás puertas. Elabora una lista de preferencias y cuando te digan en cuáles has sido admitido, elige la que se encuentre en la mejor posición de tu lista.

Una vez lo tengas claro, realiza la matrícula y disfruta de tu mejor etapa como estudiante.

 

 


Grados destacados