La elección del centro más idóneo para cursar tu postgrado debe apoyarse en una serie de requisitos que puedan garantizarte su excelencia académica y, sobre todo, que responda a las necesidades y objetivos profesionales que te hayas planteado. Aquí te mostramos cuáles son los principales criterios que debes tener en cuenta para elegir un centro de master.

" />

El mejor CENTRO de postgrado

La elección del centro más idóneo para cursar tu postgrado debe apoyarse en una serie de requisitos que puedan garantizarte su excelencia académica y, sobre todo, que responda a las necesidades y objetivos profesionales que te hayas planteado. Aquí te mostramos cuáles son los principales criterios que debes tener en cuenta para elegir un centro de master.

Mayte Guillen

17/02/2014



CRITERIOS A TENER EN CUENTA

El primer punto que debes considerar antes de realizar tu elección es la propia tipología de los centros.
Actualmente coexisten dos tipos de instituciones de postgrado:
Centros pertenecientes a universidades públicas y privadas: Facultades, Escuelas, Departamentos, Institutos de Investigación y Centros Adscritos.
Centros e instituciones privadas: Escuelas de Negocios, Institutos de Estudios, Centros de Estudios, Escuelas, Fundaciones, Centros Extranjeros en España y otras entidades como Asociaciones o Cámaras de Comercio.
Algunos cuentan con instalaciones muy reducidas y especializadas, mientras que otros ofrecen multitud de servicios. Para conocer de primera mano las instalaciones, programas y sistemas de trabajo que pueden ofrecer, aprovecha las jornadas de puertas abiertas que se organizan periódicamente. 
Ahora te mostramos de forma más amplia otros aspectos para elegir un centro que también debes tener en cuenta: contenido del curso, metodología de estudio, perfil de los alumnos, prestigio del centro, nivel de los profesores, instalaciones, servicios, bolsa de trabajo, prácticas en empresas, relaciones institucionales, asociaciones y acreditaciones y reconocimiento internacional.

Estudiante_con_ordenadorÉXITO EN LA ELECCIÓN

Para que la elección de un centro de postgrado sea un éxito, José Antonio Arrabal, Director General de CFE, Compañía de Formación Empresarial, indica que “hay que valorar las salidas profesionales demostradas que dicho programa garantiza”. Diferencia tres opciones:  “Los programas universitarios, que tienen por objetivo la cualificación oficial; los programas de postgrado profesionales, que persiguen la profesionalización y la primera experiencia profesional; y los programas  de postgrado executive, cuya finalidad es la profesionalización  y el networking de los participantes y del claustro de profesores”.

Antonio Mayoral, Director docente del Grupo Masterd y Exitae, explica que “son variados los criterios para acertar en la elección de un centro, pero debiera prevalecer ante todo el conocimiento de las personas que se encuentran detrás de dicho centro, qué profesionales son los que van a relacionarse conmigo. Nuestro personal es antes que ninguna otra cosa, un equipo. Consideramos que nuestros alumnos no solo necesitan un profesor que resuelva sus dudas y que les explique aquello que no entienden. Por supuesto que esta figura es indispensable pero no suficiente. Todos nuestros alumnos pueden comunicar con su coordinador de estudios que es el responsable último de su programa y cuentan con el apoyo fundamental de su tutor de estudios”.

Por su parte, María Teresa Gozalo, CEO de Les Roches Marbella, señala que “es conveniente ver cuál ha sido la trayectoria del centro a lo largo de los años, dado que la experiencia y la credibilidad son siempre factores fundamentales”. Al mismo tiempo, comenta, “también hay que pedir referencias del centro a antiguos alumnos, que son quienes pueden transmitir una opinión veraz con mayor conocimiento de causa”.

Según Carlos Martínez, Director General de IMF Formación,  hay que tener en cuenta diferentes aspectos a la hora de seleccionar un centro: “Deberemos analizar bien el programa, la metodología, los profesores que intervienen, la titulación que ofrece o la bolsa de empleo, entre otros factores”.

CONTENIDO DEL CURSO

Aunque, por lo general, los postgrados suelen ofrecer una amplia formación práctica que complementa a la parte teórica, es importante que te informes del porcentaje aproximado de clases teóricas y prácticas que impartirán los programas que te interesan, para que puedas programarte bien y lograr sacar el máximo beneficio al curso.

Infórmate también sobre cuáles son los contenidos obligatorios y optativos que incluyen. Así podrás valorar si coinciden con lo que estás buscando, lo que te ayudará mucho a la hora de descartar opciones para realizar una correcta elección. 

MÉTODOLOGÍA DE ESTUDIO

Además de conocer de antemano cuáles son los contenidos del curso y cómo se distribuyen, también es interesante averiguar de qué forma se van a impartir, porque de ello puede depender mucho el rendimiento posterior que se saque de la formación recibida.

Las escuelas de negocio suelen utilizar métodos de aprendizaje muy dinámicos que fomentan el trabajo en equipo, la discusión y la puesta en común de opiniones. El más generalizado es el “Método del Caso”, que se caracteriza por la presentación y análisis de situaciones reales o verosímiles, a partir de las cuales se adquieren los conocimientos y se ponen en práctica las habilidades y aptitudes propias marcadas en los objetivos de cada programa. 

Otros métodos utilizados por los centros son la realización de trabajos de investigación y de proyectos o técnicas de “action learning” (ejercicios mediante los cuales los alumnos viven determinadas experiencias dirigidas al desarrollo de habilidades concretas). 

El temario de los cursos suele completarse además con conferencias y debates con profesionales expertos invitados.

PERFIL DE LOS ALUMNOS

Los centros más prestigiosos suelen establecer rigurosos sistemas y requisitos de admisión en base al propio curso y al perfil del alumnado que consideran capacitado para poder realizarlo. 

Por ello, conocer cuál es la titulación previa, la edad, la nacionalidad o el número de alumnos que forman parte de un programa de postgrado puede servirte para tener una idea clara del nivel que puede ofrecerte un centro y de si se adecúa a lo que buscas.

PRESTIGIO DEL CENTRO

En muchos procesos de selección las compañías tienen en cuenta especialmente el nombre del centro donde el candidato ha cursado su formación. Por ello, el prestigio del que goce el centro que elijas también es un dato a tener muy en cuenta. Estos son algunos de los factores que debes analizar:
Trayectoria. Averiguar si está especializado en un tipo de programas o materias en concreto y el número de promociones que se han graduado. 
Desarrollo profesional de sus alumnos. Si los graduados en un centro ocupan puestos de responsabilidad directiva en empresas relevantes es un buen indicador del valor que se da a su formación en el mundo empresarial.
Indicativos externos. Los departamentos de recursos humanos de las empresas, las asociaciones profesionales y los ranking que publican las revistas especializadas son otras fuentes de información que pueden darte a conocer la reputación de un centro. 
Organización de congresos. Es importante saber si el centro lleva a cabo seminarios y conferencias sobre temas específicos que se imparten en los programas de postgrado del centro, dirigidas al mundo empresarial y profesional.

NIVEL DE LOS PROFESORES

Es fundamental que el equipo docente esté compuesto por profesores, que posean un buen expediente académico y profesional, con amplia experiencia en la enseñanza, que hayan realizado publicaciones en la materia que imparten, participado en diversos debates en el marco de su área de conocimiento y que mantengan un estrecho vínculo con su entorno profesional.

Un centro de calidad debe contar, por lo general, con cuatro tipos de profesores:
Profesores a tiempo completo, que cubran las necesidades del alumnado en cualquier momento y puedan ejercer como tutores, para que la atención sea más individualizada.
Profesores a tiempo parcial, que compatibilicen la docencia, la investigación y el ejercicio profesional.
Profesores colaboradores. Profesionales de áreas determinadas que ofrezcan, a través de seminarios y conferencias, un punto de vista más actual de la empresa y el mercado.
Profesores visitantes, procedentes de centros extranjeros de prestigio, que puedan dotar de una visión diferente o más internacional a un programa.

INSTALACIONES Y SERVICIOS

Para evitar sorpresas desagradables, es aconsejable que antes de decidirte por uno u otro centro visites sus instalaciones, para que conozcas de primera mano los medios que ponen a disposición de sus alumnos.

Por lo general, las universidades suelen disponer de un amplio abanico de servicios y de modernas instalaciones. Sin embargo, algunos centros más pequeños pueden carecer de las prestaciones básicas necesarias para el buen funcionamiento del curso.

Entre los servicios que debe tener un buen centro se encuentran: servicio de acogida de estudiantes, servicio de orientación laboral, departamento de ayudas y becas, bolsa de trabajo, biblioteca y sala de informática.

BOLSA DE TRABAJO

Si tu objetivo es mejorar tus opciones de acceso al mercado laboral, uno de los criterios que más deberías tener en cuenta es que el centro que elijas disponga de una bolsa de trabajo o un departamento de orientación profesional.

De forma general, todas las escuelas de negocios y universidades cuentan con estos servicios, pero es importante que verifiques hasta qué punto su funcionamiento es eficaz.

Sus responsables deben informarte sobre las empresas con las que mantienen acuerdos y cuál es el porcentaje de alumnos a los que suelen contratar, así como las compañías en las que se pueden realizar prácticas laborales.

PRÁCTICAS EN EMPRESAS

Los convenios con empresas sirven de puente entre el mundo docente y el profesional, facilitando las prácticas de los estudiantes y su inserción laboral. Por esta razón, cuanto más estrecha sea la relación del centro con el entorno laboral mayores garantías te ofrecerá de encontrar un empleo. 

RELACIONES INSTITUCIONALES

Conocer cuáles son las instituciones y empresas con las que colabora un centro puede servirte para tener una buena perspectiva del valor que se concede en el mercado laboral a las enseñanzas que imparte.

Infórmate sobre los acuerdos que mantiene con otras instituciones y empresas para llevar a cabo proyectos de investigación, de realización de prácticas, organización de seminarios o utilización de su bolsa de trabajo.

ASOCIACIONES Y ACREDITACIONES

La vinculación del centro a asociaciones y organismos que acrediten la excelencia de sus programas es otro criterio primordial que se debe añadir a la valoración final.

Esta vinculación asegura que tanto el centro como los programas que imparte se ajustan a ciertos estándares de calidad que son comunes a las instituciones que se agrupan en este tipo de organismos.

RECONOCIMIENTO INTERNACIONAL

Es importante que el título expedido por el centro de formación esté bien valorado en otros países. De esta manera, ampliarás las posibilidades de desarrollar tu carrera a nivel internacional. 
También es interesante saber si el centro permite realizar parte del programa fuera de nuestras fronteras y cuáles son las relaciones internacionales que mantiene con otras escuelas de negocios o universidades.

CRITERIOS PARA ELEGIR UN CENTRO DE POSTGRADO

  • Comparar todas las opciones formativas existentes en el área donde quieras cursar un programa de postgrado.
  • Analizar cuáles son los contenidos que incluye cada programa
  • Analizar qué método formativo emplean.
  • Averiguar cuál es el perfil de los alumnos que cursan esa formación.
  • Comprobar cuál es el nivel formativo y prestigio de los profesores.
  • Evaluar las instalaciones y servicios que ofrece cada centro.
  • Investigar qué oportunidades ofrece el centro para realizar prácticas en empresas y participar en bolsas de trabajo.
  • Consultar los convenios de intercambio y cooperación que mantiene el centro con otras asociaciones e instituciones.
  • Examinar la trayectoria profesional que han seguido sus antiguos alumnos y cómo ha sido su aceptación en el mercado laboral.