Los niños también se estresan

El estrés es una enfermedad de difícil diagnóstico, especialmente en la infancia. Muchas circunstancias que vivimos en el día a día son el resorte que hace que se disparen las alarmas emocionales. Lo sabemos y ese es el motivo por el que padres preocupados ven en sus hijos niños estresados. No obstante, el diagnóstico y tratamiento debe quedar en manos profesionales.
Los niños también se estresan

Ester Carrasco

22/08/2017



Síntomas que te llevan a consultar si tiene estrés infantil

Según numerosos estudios, los principales síntomas que pueden denotar estrés infantil pueden agruparse en tres tipos:

• Psíquicos: desmotivación, desinterés, irritabilidad, ansiedad, aburrimiento, disminución de la capacidad para concentrarse o razonar y errores de memoria, entre otros.

• Físicos: alteraciones del sueño, pérdida o aumento de peso, malestar general, dolores de cabeza y problemas digestivos.

• Conductuales: relacionados con el colegio, se observa rechazo hacia la escuela, disminución del rendimiento, incumplimiento de tareas y empeoramiento de las relaciones con los compañeros o los profesores, entre otros.

Será un conjunto de varios de estos síntomas lo que te lleve a pensar que es estrés infantil. No es necesario que confluyan todos para acudir al pediatra y que te oriente sobre la situación. Hazlo siempre que te surjan dudas.

niños estresados

Cuándo las actividades escolares aumentan el estrés en niños

Un estudio de la Universidad Complutense de Madrid llevado a cabo por el psicólogo y pedagogo Valentín Martínez-Otero Pérez señala las causas externas que pueden estar generando estrés en determinados alumnos:

• Falta de sensibilidad hacia la diversidad

Si tu hijo tiene alguna dificultad física o psíquica, una discapacidad o si pertenece a una etnia distinta a la que predomina el centro escolar puede estar viviendo una situación hostil y de exclusión.

• Uso inadecuado de la tecnología

La tecnificación, según el autor del estudio, está introduciendo un cambio considerable en las relaciones humanas. En caso de un uso abusivo, puede aumentar el aislamiento y la enajenación del alumnado.

Comparador de colegios en España

• Alejamiento de la naturaleza

Apoyado en estudios anteriores, el autor manifiesta que está demostrado que el contacto con la naturaleza amortigua el estrés infantil.

• Malas relaciones y fragilidad de la comunidad educativa

Que los profesores se lleven mal, que se enfrenten o muestren rivalidad provoca tensión entre el alumnado. También se genera un ambiente de crispación si existe violencia entre los alumnos.

• Descompensación del discurso educativo

El que haya una sobrecarga de exigencias, críticas y demasiados deberes es, en opinión de este experto, totalmente desaconsejable.

• Predominio de la rigidez y la verticalidad en las estructuras

El estilo de gestión del centro afecta sobre la estabilidad del alumnado. No es lo mismo que se caracterice por la rigidez que por la comprensión y unas relaciones más horizontales.

Si observas que se reproducen varias de causas de estrés, y que están afectando en la estabilidad emocional de tu hijo, comunicaselo al profesorado o bien a la dirección del centro. Una actuación conjunta será la clave para que, no solo tu hijo o hija, sino todo el alumnado en general mejore su bienestar.

También te puede interesar