Estudiar en un colegio público, privado o concertado

Con las clases recién iniciadas, algunas familias deben pensar ya en la escolarización de los niños para el curso que viene por diversas causas. Bien porque comienzan Infantil o Primaria o porque tienen previsto cambiar de domicilio. A veces se puede elegir con facilidad el centro que nos gusta, pero en otras ocasiones las posibilidades son más limitadas. ¿Cuándo y cómo matricular a los niños en colegios públicos, privados o concertados?
Estudiar en un colegio público, privado o concertado

Luisa Carrasco

10/10/2017



Un 68% de los alumnos de primaria van a un colegio público

La educación pública obligatoria en España es gratuita. Todos los niños entre 6 y 16 años  tienen derecho, además de obligación, de tener una plaza sin coste en un colegio. Para los niños menores de seis (entre 3 y 6), aunque no es obligatorio escolarizarlos, las administraciones sí que tienen la obligación de ofrecer plazas a aquellos padres que la soliciten para sus hijos.

Si quieres solicitar una plaza en colegio público el momento para hacerlo comienza en primavera. A través de un formulario de solicitud, que suele estar disponible online, puedes presentar una instancia en el centro que escojas en primera opción. En esa solicitud puedes elegir varios colegios (en Madrid, por ejemplo, hasta ocho).

La adjudicación de plazas se otorga por un sistema de puntos. Donde lo que más cuenta es tener un hermano en el centro o que alguno de los progenitores o representantes legales trabajen en el centro. La cercanía del domicilio, la renta, discapacidad del propio alumno o de los padres también suman puntos para conseguir una plaza. Estos criterios de admisión o baremo de puntos son diferentes en cada Comunidad Autónoma.

comparador de colegios en España

Si no se ha podido realizar la solicitud por el procedimiento ordinario, porque haya habido cambios de residencia inesperados o cualquier otra circunstancia que lo impida, se abre un periodo por el sistema extraordinario. Se podrá elegir plaza entre las que queden. Con la controvertida ley LOMCE el estado no tiene la obligación de garantizar una plaza en la enseñanza pública, puede ofrecerla en la concertada. Un 68% de los niños de primaria y un 69% de los de secundaria acude a un colegio público según Eurostat.

En general no es necesario aportar documentación acreditativa para justificar los criterios valorables para adjudicación de la plaza. Si no se niega la posibilidad de que se consulte, por parte de las autoridades competentes, la información que manejan las bases de datos de los organismos oficiales (como padrón, beneficiarios de la Renta Mínima de Inserción,…) la acreditación  se hará consultando estos datos.

Criterios de admisión iguales en los colegios concertados

Los colegios concertados son centros privados que mantienen acuerdos con la Administración para que les subvencione una parte de sus enseñanzas. De esta manera, pueden ofrecer de forma gratuita algunos de los niveles educativos que imparten. Un tercio de los alumnos españoles está matriculado en un colegio concertado (28%). Una gran mayoría son religiosos (el 60%) aunque también los hay laicos.

Por lo general, solo suelen estar subvencionados los niveles obligatorios (segundo ciclo de Educación Infantil, Educación Primaria y ESO). En estos niveles concertados, los padres solo financian los gastos generados por los servicios que ofrece el centro, tales como transporte escolar, comedor, clases de refuerzo y cualquier otro tipo de actividades extraescolares. Algunos servicios como el comedor o el transporte pueden encarecer el precio del curso escolar porque estos centros tienen libertad para fijar los precios.

La solicitud de plaza en un centro concertado tiene el mismo procedimiento que si se tratara de una plaza en un cole público. También lo son los criterios de admisión.

Mayor libertad pedagógica en la enseñanza privada

Solo el 3% de los estudiantes de educación obligatoria lo hace en un colegio privado en España. Aunque el temario que se estudian tienen que cumplir con los contenidos curriculares de la ley vigente, estos colegios tienen la libertad de aplicar su propio método.

En los centros privados se puede optar por una pedagogía acorde con las creencias e ideologías de los padres. Se puede optar por los religiosos, los que enseñan en un idioma (liceos alemán, francés, inglés, italiano, portugués…) o los que abordan pedagogías alternativas como Waldorf, Montesori o las Escuelas Libres.

Para los procesos de admisión de los niños en estos centros es habitual que los colegios privados pidan un certificado de notas, una prueba de nivel de idiomas o incluso en algunos casos determinados carta de recomendación. La mayoría solicitan una cuota de preinscripción.

Los centros privados suelen tener matrículas y mensualidades elevadas. A cambio ofrecen servicios como actividades deportivas en buenas instalaciones, mayores recursos tecnológicos y, algo muy valorado, una menor ratio de alumnos por aula, por lo que la enseñanza está más personalizada.

También te puede interesar