Mejorar la salud infantil desde el patio del colegio

Los niños realizan gran parte de su actividad física diaria en los patios de los colegios. Algunos especialistas han reflexionado sobre la función de los espacios del recreo y cómo mejorar los problemas más acuciantes de salud infantil, a través de las actividades que los niños realizan en estos recintos.
Mejorar la salud infantil desde el patio del colegio

Luisa Carrasco

25/07/2017



La escuela es el lugar idóneo para promover hábitos saludables, y combatir los problemas de salud más comunes y preocupantes en los niños como la obesidad infantil y enfermedades derivadas como la diabetes. Además, establecer dinámicas saludables en la escuela es una inversión sobre la salud pública del futuro.

Proyecto Micos, entornos escolares y saludables es un estudio que analiza el estado y la función de los patios de recreo en diferentes centros escolares de la ciudad de Madrid. El fin es analizar el uso que se le da a estos espacios, y las posibilidades que tienen como lugares dónde promover hábitos saludables más inclusivos y saludables.

Se pondrá en funcionamiento el próximo curso en algunos centros escolares de esta ciudad. Y aboga, entre otras medidas, por equipar los patios escolares con vegetación y otros elementos como arena o agua, y por enriquecer la convivencia con otras dotaciones e infraestructuras vecinales.

El estudio parte del hecho de que la obesidad infantil está relacionada estrechamente con el sedentarismo. Los juegos más dinámicos que implican actividades como correr, saltar, escalar han sido sustituidos en gran parte por actividades más estáticas como los videojuegos o la continua interacción con las pantallas. Un 12,1% de los niños entre 5 y 14 años se declaran sedentarios y uno de cada tres niños españoles sufren de sobrepeso.

La recomendación de los expertos es que la población infantil debe realizar al menos 60 minutos de actividad física moderada o vigorosa, sobre todo de carácter aeróbico. El estudio señala que, cuanto menos espacio se dedica al patio, menos probabilidades hay de que se cumplan con esos mínimos. Además se advierte de que se dedica un espacio excesivo para las canchas, sobre todo de fútbol, lo que provoca que otros juegos alternativos y menos competitivos queden relegados a espacios más pequeños y marginales, lo que afecta en gran parte a niñas y niños menos activos.

El estudio también hace referencia a la importancia de que en los centros escolares haya más espacios verdes y vegetación que contribuya a mejorar la calidad del aire. La contaminación ambiental y sonora que provoca el tráfico rodado de las ciudades está directamente relacionada con el desarrollo cognitivo de los pequeños.

Comparador de colegios en España

Cuidar la alimentación saludable en el cole

La escuela como lugar para la promoción de hábitos alimentarios saludables es otro de los objetivos de un número cada vez mayor de centros escolares. Se impulsan comedores con alimentación basada en productos ecológicos, se elaboran menús con un menor consumo de proteína animal y grasas, y se apuesta por una mayor presencia en las comidas diarias de verduras, frutas y cereales. La obesidad está en el centro de las preocupaciones y ya hay muchos proyectos en colaboración con las AMPAS (asociaciones de padres y madres) y el profesorado que integran la alimentación en el proceso educativo .

El papel de los coles en la salud mental de los niños

Otro de los aspectos en los que se está poniendo una mayor atención es en la salud mental de los escolares. La prevención y detección del bullying, el acoso escolar, centra los principales esfuerzos en este sentido.

La Escuela para la Salud en Europa (SHE, Schools for Health in Europe) define la salud mental como el “estado de bienestar que permite a cada cual desarrollar su potencial, que capacita para avanzar con el estrés normal de la vida, que posibilita trabajar de manera productiva y fructífera y que permite que se contribuya a la propia comunidad”.

Esta red tiene como objetivo dar apoyo a organizaciones y profesionales que velan por la salud de los menores en el ámbito escolar. Ha publicado un informe en el que se analiza cómo las escuelas pueden ser lugares donde promocionar los hábitos mentales saludables. Recomienda que la problemática se aborde desde cuatro ámbitos principalmente:

  • Familias: en el que se considera que el apoyo y la comunicación con los padres es la clave para que la familia sea un factor de protección.
  • Compañeros: El fomento de relaciones positivas entre compañeros y amigos es crucial para las funciones de desarrollo como la formación de la personalidad, la adquisición de habilidades sociales y la autoestima.
  • Colegio: Las experiencias en la escuela pueden ser determinantes para el desarrollo de la autoestima, la autopercepción y la salud.
  • El vecindario que genera grandes niveles de capital social crea una mejor salud mental.

También te puede interesar