¿Qué hacer con tus hijos en verano?

Todavía quedan muchos días de verano por delante y seguro que los niños ya están empezando a decir que se aburren, como cada año. Buscando siempre cubrir esta demanda, en la época estival se multiplica la oferta de actividades que los mantienen activos. Sentarles frente a la consola no es plan. Su cerebro requiere mayor estímulo para empezar con fuerza en septiembre.
¿Qué hacer con tus hijos en verano?

Ester Carrasco

1/08/2017



Con mantener el cerebro activo no nos referimos a que se pasen las vacaciones repasando contenidos escolares. La estimulación de la curiosidad, el interés por aprender cosas nuevas y observar el entorno que les rodea puede llegar a ser muy lúdico. Estas son algunas propuestas para que aparquen sus consolas y tabletas, y salgan del aburrimiento.

Campamentos

Teniendo en cuenta también que los padres continúan trabajando cuando a los niños se les da las vacaciones, los campamentos de verano proliferan. Los tienes urbanos, en los que se pasan un número de horas al día. Dentro de este grupo, además de los que ofertan las instituciones públicas y colegios, los hay de carácter más temático, como artísticos y culturales, deportivos o bien científicos, entre otros muchos.

Con respecto a campamentos por semanas o quincenas, suelen programarse en entornos naturales, en la playa, en instalaciones específicas, como granjas, albergues, cámping… La oferta es muy amplia y ellos disfrutan haciendo algo muy distinto al resto del año y conociendo a otros niños.

Espacios naturales

Si dispones de vacaciones, es un buen momento para ir a pasar el día a sitios que no soléis visitar el resto del año por falta de tiempo. Llevarse un bocata y comida de picnic suele ser la opción más económica y divertida. En el campo no hay que respetar normas de mesa o de espacios cerrados. Aprovecha para inculcarles el cuidado de estos lugares y concienciarlos hacia el respeto por la naturaleza. Si consultas información sobre la flora y la fauna del entorno, la visita puede convertirse en toda una clase magistral.

Museos

Dependiendo de la zona en la que residáis, esta actividad puede programarse para ocupar la mañana o la tarde. Por lo general, en todos los municipios hay museos y lugares de exposición con los bienes culturales del entorno. Puede que tus hijos ya hayan hecho la visita con el colegio; sin embargo, hacerla contigo será otra historia. Incluso pueden representar el papel de guía. Si tenéis oportunidad de visitar ruinas protegidas la experiencia puede resultar muy enriquecedora. Las temáticas de los museos son tan variadas que siempre se pueden relacionar con sus contenidos escolares.

actividades de verano para niños

Parques especiales y temáticos

Entérate por la página del ayuntamiento si hay zonas infantiles un poco especiales, que se salgan del parque de juegos habitual, con columpios y juegos más inusuales. Los niños disfrutan de estos entornos donde todo está pensado para su diversión. Por supuesto, están los parques temáticos o de atracciones, donde se puede pasar un día muy entretenido.

Fiestas tradicionales

Esta es una las actividades donde los niños tienen especial facilidad para sintonizar con el entorno. Recuperar el ambiente festivo de las fiestas del pueblo suele ser una experiencia que no olvidan. No importa que no seáis de la zona, ellos se encargarán de integrarse en cuanto conozcan a otros niños. Si vives en una ciudad, también puedes acudir a las de tu barrio o de otros barrios. Vivir las tradiciones de estos momentos también ayuda a consolidar el aprendizaje de la sociedad que rodea a los niños y a comprenderla.

Actividades deportivas

Durante el año, lo niños dedican una serie de horas al ejercicio físico. Los que no están apuntados a una actividad extraescolar, emplean un número de horas en el horario escolar a practicar deporte. Pero llega el verano y se corta esta dinámica. Si son niños activos, aprovecharán cualquier momento para correr, saltar, subirse a los altos, nadar… Sin embargo, a medida que van creciendo, muchos pierden este ritmo. En esta época también hay oferta de cursos intensivos en la práctica de algún deporte. Por otro lado, es una actividad que se puede realizar en familia. A todos los miembros os vendrá bien.

Comparador de colegios en España

Actividades con el agua

Las zonas de baño son las protagonistas del verano. Si tienes ocasión de ir a la piscina o a una zona natural, como la playa, el río, pozas, lagunas… a pasar el día, seguramente mantendrá tan ocupados a los niños que incluso perderán la noción del tiempo. En caso de que te hayas ido a pasar unos días o que tengas piscina todo el verano y los niños terminen aburriéndose, consulta la programación del lugar. Es habitual que se oferten actividades acuáticas en las zonas de baño. Si no es el caso y tienes oportunidad de proponerlo, ¿qué tal si las programas tú?

Cocinar en casa

A muchos niños les gusta cocinar. Está claro que los concursos televisivos dedicados a la cocina han influido en esta tendencia. Pero es que además para ellos supone un juego simbólico que los prepara para el día a día en un futuro. Hay publicadas recetas de verano para niños muy sencillas que ellos pueden realizar sin peligro, aunque tu supervisión será importante. Seguro que pasan un rato muy entretenido que sustituirá sin problemas a un par de horas de aburrimiento infantil.