¿Cómo afecta la vida universitaria a tu vida laboral?

La etapa universitaria es considerada como una de las más felices que existen. A pesar de que los alumnos se enfrentan a muchas horas de estudio, es una oportunidad para crecer como persona y disfrutar. Pero existen muchos tipos de vida universitaria. ¿Y tú? ¿con cuál te sientes más identificado?
¿Cómo afecta la vida universitaria a tu vida laboral?

Adriana M.

13/04/2018



La vida universitaria puede llegar a variar mucho dependiendo de la forma de ser de cada uno y de la situación en la que se encuentre, de modo que el paso por la Universidad es una experiencia muy distinta para cada estudiante. Por eso, en este artículo vamos a mencionar algunos de los diferentes tipos de vidas universitarias.

Tipos de vida universitaria

En la Universidad hay una amplia variedad de estudiantes y titulaciones, cada uno con sus propias circunstancias:

  • El amante de la fiesta

Se trata de alumnos que están más pendientes de la próxima fiesta que de los próximos parciales. Por norma general, este tipo de estudiante tarda algo más de tiempo en terminar sus estudios y no suele compaginar su vida estudiantil con ningún trabajo. Suele ser común en titulaciones que exigen un menor rendimiento.

  • El ratón de biblioteca

Otro de los perfiles claros que no se pueden pasar por alto en la Universidad es el de aquellas personas que viven por y para sacar buenas notas. Por norma general, debido a sus metas académicas no suelen compaginar su vida estudiantil con ninguna actividad económica. Es más propio de carreras muy exigentes y competitivas.

  • El trabajador a jornada parcial

Debido a la subida de las tasas, las familias de muchos estudiantes no cuentan con un nivel adquisitivo suficiente para mantener este tipo de estudios. Por tanto, la responsabilidad económica recae sobre el estudiante que necesita compaginar su vida estudiantil con un trabajo a media jornada.

Aunque parezca mentira, este tipo de personas consiguen sacar mejores notas que quienes solo se dedican a estudiar debido a que su organización y disciplina son mejores. Financiar los estudios universitarios puede convertirse en un quebradero de cabeza, aunque hay diferentes opciones que nos pueden servir de ayuda.

  • El trabajador a jornada completa

En este caso, el nivel de compromiso que el estudiante tiene con su puesto de trabajo es mayor que el tiempo dedicado a los estudios. Puede que este sea un trabajo a tiempo completo o que haya decidido ampliar sus conocimientos a raíz de haber encontrado el trabajo.

Aunque es perfectamente posible combinar este tipo de empleo con la vida universitaria, por norma general estas personas se matriculan en menos asignaturas y se centran más en su trabajo. Aun así consiguen terminar su carrera, aunque en un periodo de tiempo mayor.

  • El que viene de otra carrera

Por lo general, este tipo de alumno ya ha terminado una carrera y ha adquirido experiencia en su sector. Normalmente, existen dos variables: la primera, en la cual el graduado ha descubierto que no le gusta el trabajo para el que ha estudiado y quiere formarse en otra cosa; y la segunda, cuando la persona está ya trabajando y quiere aumentar su formación con otra carrera similar y complementaria. En ambos casos, estos estudiantes suelen compaginar su vida como estudiantes con algún empleo.

Como podrás observar, la vida en la universidad puede tener diferentes caras y supone un cambio importante que nos obliga a tener en cuenta muchos aspectos diferentes relacionados con nuestra vida diaria. La primera decisión y la más relevante comienza con la elección de un camino académico así como de la universidad en la que queremos iniciar un viaje que, sin duda, siempre va a ser una gran oportunidad para aprender y crecer personal y profesionalmente.

También te puede interesar


Cursos relacionados