La vida en la Universidad

Muchos estudiantes se trasladan de ciudad cuando comienzan sus estudios universitarios. A todos los que vayáis a vivir esta primera experiencia lejos de casa, os ofrecemos una guía de supervivencia para afrontar con éxito el acceso al mundo universitario.
La vida en la Universidad

Mayte Guillen

2/11/2016



Infórmate de cómo vivir fuera de casa

Si vas a vivir tu primera experiencia de vida independiente lejos de casa, es importante que te organices bien para afrontar este cambio con más seguridad. Puedes encontrar toda la información que necesitas de manera rápida y sencilla a través de Internet. La Red te permitirá averiguar cuáles son los principales atractivos culturales, las alternativas de ocio, los medios de transporte y cualquier otro aspecto relacionado con la vida de una ciudad antes de mudarte a ella.

>>> Universidades y Centros de Formación Superior en España

Es recomendable que llegues a tu nueva ciudad una semana antes del inicio del curso para familiarizarte con todos los aspectos de interés: la ubicación del centro de estudios y sus servicios adicionales, cuál es la mejor opción de transporte, qué tipo de alojamiento te conviene o dónde se encuentran las principales zonas comerciales, entre otros.

¿Piso o residencia?

Las opciones de alojamiento para estudiantes alrededor de las universidades son de los más variado: colegios mayores, residencias universitarias, pisos compartidos, pensiones familiares…

En los servicios de alojamiento de las universidades podrás encontrar abundante información sobre este tema. En algunos casos también ofrecen asesoramiento jurídico para formalizar los contratos de alquiler e información sobre ayudas y subvenciones.

Las fórmulas más comunes de alojamiento durante el primer año de formación son los colegios mayores y las residencias de estudiantes. A partir del segundo año de universidad, la mayor parte de los estudiantes optan por el piso alquilado entre varios compañeros.

Existen también otras opciones de alojamiento, como las estancias en familias o las viviendas compartidas con ancianos, aunque éstas son alternativas menos frecuentes.

Dónde Comercómo ahorrar en la universidad

Menús universitarios: Las universidades y los grandes centros de formación cuentan con cafetería o restaurante donde ofrecen menús económicos. El precio estimado es a partir de 4 o 4,5 euros. Son frecuentes los bonos de comedor. Se pueden solicitar ayudas en el centro para la adquisición de estos bonos.

Alrededores de zonas universitarias: Bares, cafeterías y restaurantes ofrecen menús a precios económicos (a partir de 7 euros). Hay una gran variedad de posibilidades: franquicias de restauración de pizzerías, hamburgueserías, bocadillerías o restaurantes de comida rápida.

Cocinar en casa: Sin duda alguna es la alternativa más barata y más sana. Para llevar un buen control, conviene hacer una lista de menús diarios y ajustar la compra a los ingredientes necesarios para cocinarlos.

¿Te gusta el deporte?

Apuntarte a algún equipo de la universidad es una manera rápida y sencilla de conocer gente y pasar un rato divertido. Estos equipos, de los más variados deportes, entrenan y compiten en las propias instalaciones del centro o en los campos cedidos por las autoridades locales. Suelen organizarse competiciones internas y ligas interestudiantiles. Si te interesan estas opciones, puedes informarte en el departamento de servicios deportivos y visitar las instalaciones en horario de prácticas.

Hacer vida social

Conciertos, exposiciones, obras de teatro, cine-clubs, torneos… las universidades ofrecen una animada cartelera de actividades recreativas para compaginar la vida cotidiana con la vida académica.

Espíritus solidarios

El voluntariado es cada vez más frecuente en los campus españoles. Bien sea a través de ONGs o mediante campañas específicas, los estudiantes pueden compaginar sus estudios con trabajos voluntarios que son muy valorados a la hora de buscar el primer empleo. Si quieres ayudar, infórmate en www.hacesfalta.org.

Para interesados en políticabecas de colaboración, prácticas y trabajo a tiempo parcial en la universidad

Fuera de las aulas hay mucho más que fiestas y torneos deportivos. Los estudiantes tienen el derecho y el deber de participar activamente en los órganos de gestión de los centros de estudio. Tanto si nunca te ha interesado la política como si tienes un historial de dirigente estudiantil, seguro que te cruzarás con más de una pancarta y defenderás causas nobles en alguna marcha.

Amplía tu currículum

Además de las asignaturas propias de tu carrera, la universidad te ofrece una amplia variedad de actividades y cursos para completar tu formación: Cursos de verano, aulas de idiomas, charlas, talleres, seminarios, conferencias, concursos académicos, debates y congresos para ampliar tus horizontes, profundizar en disciplinas del conocimiento, intercambiar ideas y escuchar a especialistas.

Dinero extra

Muchos estudiantes optan por compaginar el estudio de la carrera con algún trabajo que les permita obtener un dinero extra para sus gastos. Becas de colaboración, prácticas y trabajo a tiempo parcial son algunas de las alternativas a las que puedes recurrir. Dirígete al departamento encargado de gestionar la bolsa de trabajo en tu centro de estudios.

En las universidades se suele llamar Centro de Orientación e Información de Empleo (COIE) o Servicio de Orientación y Planificación Profesional (SOPP). Además, puedes encontrar oportunidades de trabajo de fin de semana en grandes complejos comerciales y de ocio.

Perfeccionar idiomas

Al igual que las aulas de informática, los laboratorios de idiomas forman parte de la oferta de servicios complementarios de casi todos los centros de estudios superiores. Si los idiomas no están incluidos en el plan de estudios de tu carrera, no desaproveches esta oportunidad. Es esencial para acceder al mercado laboral y te costará mucho menos que en cualquier academia.

Cursos destacados en Avanzaentucarrera.com