Gemma Muñoz

Gemma Muñoz, CEO de El Arte de Medir, es diplomada en informática y tiene un master en Web Analytics por la Universidad British Columbia. Ha sido nombrada como una de las 100 Mujeres Líderes en España en la categoría de Emprendedoras e Innovadoras por Mujeres&Cia. Autora de los libros “Analítica web en una semana”, “El arte de medir”  y “Métricas del marketing”. También es directora del primer máster español en Analítica Web en Kschool y miembro de las Madrid Geek Girls. 
Gemma Muñoz

Mayte Guillen

24/09/2015



Caminante no hay camino, se hace camino al andar

Desde que me dedico a la analítica web he ido conociendo a diferentes tipos de profesionales, venían de distintos sitios, sabiendo diferentes cosas, con diferentes perspectivas… pero todos tenemos un mismo reto: Crecer. Me piden que hable sobre cómo ha crecido la analítica web pero creo que esto no se explica si no lo hago desde la perspectiva de cómo ha crecido el analista web.

Porque es lo que hacemos día tras día: Crecer en conocimiento. Pasamos de analizar páginas vistas, visitas y tiempo de estancia en logs  a estar cruzando datos de eficacia y eficiencia online con datos offline, con datos de diferentes fuentes y tecnologías. Es un cambio total de mentalidad y de procesos, el trabajo que realizábamos hace 10 años no se parece en nada a lo que hacemos ahora.

No conozco a ningún analista web que se precie que no lea de 5 a 10 artículos diariamente sobre lo nuevo que hay ahí fuera. Y no solamente respecto a medir sino también respecto a marketing, a negocio, a tecnología… Esta es la grandeza de esta profesión, que aprendemos cosas nuevas, que no sabemos lo que nos vamos a encontrar cada día y, en el caso de los analistas, que compartimos mucho. En forma de twitts, en forma de artículos, hablamos mucho. Y crecemos juntos.

Hace más de cinco años escribí sobre los retos de los analistas web en colaboración con otros profesionales que siguen en activo y el resultado fue básicamente que las claves pasaban sobre todo por basar la optimización de los sitios web en los Tests online, integrar los múltiples datos de Social Media, CRM y cualitativos.

El optimizar la recogida y mejorar la precisión de los datos intentando tener una implementación personalizada y mejorando el etiquetado también resultó ser un pilar importante que desde hace unos años con la aparición de contenedores de tags ha sido posible y nos ha permitido avanzar a pasos de gigante sin depender tanto del departamento técnico. La privacidad y el tener que basarse en cookies inestables fueron las mayores preocupaciones del sector.

Finalmente, nuestra misión era, desde análisis predictivos y segmentados, hacer informes útiles que nos lleven a la acción inmediata para consolidarnos como parte indispensable del ciclo de optimización de la web.

analítica web

Y cuando empiezo a pensar en los retos que nos encontramos a día de hoy los analistas me doy cuenta con pesar de que la base sigue siendo la misma. Aunque hayamos avanzado desde el punto de vista del análisis. Quizás lo que más ha avanzado en este sentido sea la tecnología. Y por suerte para nosotros también la analítica se ha hecho más conocida, se necesita más, los analistas realizamos dedicación exclusiva y estamos más cerca del negocio.

Por lo que los retos siguen estando en INTEGRAR datos de diversas fuentes y diversos tipos (offline, cualitativos, CRM, Open Data…), utilizar la metodología lean para TESTAR las hipótesis que son resultado de nuestros análisis y ACCIONAR para que el conocimiento sea útil de verdad.

Es cierto que ahora no se concibe un análisis sin haber tenido en cuenta al negocio, sin haber investigado con cada vez más herramientas a nuestro alcance dedicadas única y exclusivamente a analizar cada vez conjuntos más grandes de datos como R o Python. Sin olvidar un buen cuadro de mandos para poder seguir las evoluciones de aquellos indicadores online y offline en el rendimiento del negocio.

Pero nuestro talón de Aquiles es la acción inmediata, la sensación es que analizamos, analizamos y analizamos y luego realmente no se hace nada con las recomendaciones… la llamada parálisis postanálisis. Y ahora que cada vez tenemos a nuestra disposición más y más datos no podemos limitarnos a almacenarlos y a visualizarlos de una manera espectacular, lo que de verdad cambia las cosas es el IMPACTO que estos datos tienen en la estrategia del negocio.

Debemos ser parte de la solución de los problemas, no simplemente detectarlos. El análisis debe de formar parte de la cadena causa-efecto. Solamente si los diferentes datos nos ayudan a determinar la causa de lo que está pasando podremos formular las hipótesis necesarias para poder testar la solución y accionar a tiempo. Ese debería ser realmente el reto de los analistas de hoy. Entre tanto dato el desafío está en definir cuales son los realmente relevantes para la toma de decisiones. Porque está claro que esa toma de decisiones no depende del analista, pero el señalar el camino sí. La analítica web crecerá en la medida que el analista sea capaz de abrir caminos y la tecnología nos está ayudando a hacerlo más deprisa. Hacemos camino al andar 🙂

También te puede interesar