Francis Restoy / Joseba Alonso

Francis es diseñador web, socio y director de arte de Refr3sh. Ha trabajado en proyectos muy heterogéneos, que van desde firmas tan sobrias como Mapfre o Televisión Española, hasta webs para Estopa, La Oreja de Van Gogh o El Canto del Loco. Joseba es Technical director en Refr3sh y ha realizado producciones para la mayoría de las agencias de publicidad de este país, ganando varios premios. También es docente de nuevas tecnologías en diversas escuelas y universidades. Actualmente tiene su propia productora digital.
Francis Restoy / Joseba Alonso

Mayte Guillen

24/09/2015



Cómo está evolucionando el diseño y la maquetación en el desarrollo de web sites

Si tuviéramos que contestar a esta pregunta que nos planteas de “¿Cómo está evolucionando el diseño y la maquetación en el desarrollo de website?” con una sola palabra, sería rápido, muy rápido. Bueno, aunque muy rápido ya son dos palabras.

Ahora ya hablando en serio, desde que nosotros empezamos por el año 99 hasta ahora hemos observado especialmente una madurez brutal en los usuarios. Los usuarios cada vez llevan más tiempo viviendo con internet y con las nuevas tecnologías, y eso hace que cada vez sean más exigentes en función de los contenidos que demandan y la presentación que nosotros como profesionales hacemos de esos contenidos.

El tener usuarios más exigentes obliga a tener profesionales cada vez más preparados y con procesos de trabajo mucho más profesionales y organizados cosa que antes no teníamos. No hay que olvidar que hasta hace no muchos años el diseño web no existía. Había profesionales del diseño gráfico pero no del diseño web y muchos hemos ido aprendiendo sobre la marcha y hemos ido mejorando en nuestros procesos de creación a base de mucho sudor, amor y muchas horas de trabajo.

Aparte la tecnología avanza muy deprisa y eso obliga a que nos tengamos que reciclar constantemente, no puedes parar de leer y aprender porque sino te quedas obsoleto y el mismo mercado te desplaza. El diseñador web tiene que ser una persona muy inquieta y con muchas ganas de aprender durante prácticamente toda su vida profesional, y eso exige mucho esfuerzo que solo se paga si realmente amas tu profesión.

Ahora mismo todo está centrado en el usuario, se prioriza el contenido y se busca que los diseños se vean bien en cualquier dispositivo. La experiencia de usuario y el saber cómo se comporta este con cada dispositivo facilita el éxito de cualquier página o aplicación, pero ojo solo lo facilita no lo garantiza. Debemos hacer las cosas bien para poder estar bien posicionados y despertar la curiosidad de nuestros usuarios y así poder conquistarlos.

Lo que si tenemos claro es que el diseño de una página web medianamente compleja no es cosa de una sola persona, sino que es más bien un proceso en el que intervienen un grupo de profesionales cada uno especialista en su parcela.

Tenemos al director de contenidos, a la persona de experiencia de usuario, a los diseñadores y maquetadores, a los programadores de back, la gente de SEO y claro no olvidarnos de la figura del director de proyecto, persona encargada no solo de hacer que este grupo de profesionales con sus manías y particularidades se lleven bien en beneficio del proyecto, sino también de saber lidiar con las exigencias y necesidades de cada cliente.

Aunque cada vez se especializa más nuestro trabajo y se buscan perfiles muy concretos según que necesidades, vemos muy interesante que la figura del diseñador web sepa y entienda cada uno de los procesos implicados en la creación de una página web o aplicación móvil.

Un diseñador web no solo debe saber sobre composición, colores y tipografías sino que debe saber sobre otros muchos aspectos muy importantes a la hora de diseñar una pagina web. Debe saber sobre UX y UI, es decir debe conocer a sus usuarios y entender como estos van a usar su diseño. Debe saber cómo luego se va a maquetar su diseño en HTML, porque solamente así sabrá lo que se puede hacer y lo que no. Lo ideal sería que maquetase él la pagina, pero si este no es el caso, por lo menos debemos saber si la solución que proponemos es realizable o no.

Nosotros como diseñadores debemos crear diseños que sean útiles, y que resuelvan por un lado los objetivos planteados por el cliente y por otro las necesidades de nuestros usuarios. Si no planteamos soluciones que se puedan realizar estaremos perdiendo mucho tiempo, ya que tendremos que volver a plantear diseños nuevos.

Si el proyecto es muy grande y se va a trabajar en equipo, solamente sabiendo y entendiendo el trabajo que realizan los demás podremos hacer que nuestros diseños ofrezca soluciones reales y efectivas para cada proyecto.