Miguel López

Miguel estudió Ingeniería Técnica Informática y ha desarrollado su carrera en marketing online desde 1997, trabajando para empresas como Carrefour, Lubasa, LIDL, agencias de marketing y publicidad como AGR, Engloba, VG Agencia Digital, así como para PYMEs del sector farmaceútico, medicina, moda y docenas de e-commerce. También imparte clases en varios centros universitarios y entidades privadas. Actualmente es director de MOV Marketing y Director del Congreso SEO Profesional que se celebra desde 2010 en Madrid. Ha escrito el libro "SEO: Posicionamiento en buscadores".
Miguel López

Mayte Guillen

24/09/2015



Evolución de los profesionales en el sector SEO/SEM

Cuando hace 15 años, allá por el 2000, empezamos a hacer páginas web y a trabajar el marketing online en lo único que había por aquel entonces eran los buscadores, en plural (Olé, Ozú, Terra, Altavista, Yahoo! y el nuevo Google), la mayoría de los que nos dedicamos a esto veníamos de la rama informática.

La mayoría aprendimos leyendo mucho de webs americanas, copiando (en el buen sentido de la palabra) lo que se hacía fuera y adaptándolo a la forma de ser del mercado español. La especialización y la profesionalidad han llegado (no hace mucho, todo hay que decirlo) a este sector en los últimos 5-7 años.

Ahora podemos encontrar 3 formas distintas de hacer SEO (posicionamiento orgánico en buscadores) y SEM/PPC (marketing de pago en buscadores): agentes libres, freelances y profesionales de agencia (o microagencia o inhouse).

Los ‘agentes libres’

Los ‘agentes libres’ son todas aquellas personas que han visto cómo con un poco de inversión (en dinero) y algo de tiempo y esfuerzo, pueden encontrar un salario decente o un plus a su nómina a través de la monetización de páginas web. Estos proyectos se basan en aprovechar los muchos nichos que hay en internet para posicionar rápidamente una web y ganar dinero a través de la publicidad, la afiliación u otros modelos de monetizar rápidamente una web.

Aunque puedan conocer técnicas SEO (rara vez hacen SEM) aplicarlas en proyectos empresariales tiene un riesgo que pocas agencias o compañías podrían asumir, porque si Google te pilla, tienes que volver a empezar de cero.

Los ‘freelance’

Realizando trabajos profesionales, para agencias o pequeñas empresa, ya tenemos que pensar en los autónomos freelance. Perfiles un poco más generalistas, que pueden tener clientes que requieren controlar varias disciplinas: SEO, SEM/PPC, analítica web, social media, etc.

Aquí ya podemos encontrar profesionales en SEM/PPC, que han trabajado en agencia y ahora van por libre, o que han empezado a trabajar con proyectos de pequeños clientes y ahora se han especializado en la publicidad en buscadores, algunos hasta en sectores concretos como la parafarmacia o la formación. Google provee la mayoría de formación a través de su canal de Partners a estos profesionales (se puede ser Google Partner y autónomo) con sus programas Academies, Google University, HangOuts, Webinars, etc.

Aunque pueden tener sus proyectos propios, la mayoría de freelances viven de los que facturan a sus clientes, tanto empresas como otras agencias, así como otros profesionales que les subcontratan.

Los profesionales de agencia

Desde hace unos pocos años se ha necesitado más personal bien formado y especializado para cubrir las necesidades del mercado. Incluso han aparecido categoría profesionales (SEO Junior, Senior, Manager, gestor de cuenta, etc.) y esto ha requerido un marco diferente, tanto a nivel formativo como laboral.

Aquí hay una diferencia muy clara entre SEO y SEM/PPC, porque el primero requiere de menos recursos económicos para autoformarse y menos barreras de entrada para las PYMEs, mientras que el segundo va a necesitar, además de las horas de trabajo que dedique, un mínimo de 1.500 a 5.000 €/mes para poder ‘aprender’ a gestionar proyectos SEM/PPC.

Un camino en común

Muchos profesionales de agencia hemos seguido el mismo camino. Primero empezamos haciendo webs y llevando el SEO de nuestros clientes, trabajando como freelances, durante dos o tres años.

Cuando llevas de 3 a 5 años como autónomo ya debes haber crecido en proyectos y volumen, pero al mismo tiempo te llegan ofertas que buscan un perfil como el tuyo: profesional con experiencia, dirección de equipos de trabajo, contacto con clientes, visión estratégica, etc. Ahí es cuando llega el momento de pasar a ser agencia formal o profesional contratado en una agencia grande, o personal inhouse en el departamento de marketing online de una gran empresa.

Así que el camino, resumido, sería:

• 1-2 años de agente libre, aprendiendo por tu cuenta, tanteando el terreno

• 2-3 años de freelance autónomo

• 3-5 años de freelance con microagencia

• y luego director de tu propia agencia, con mayor carga de trabajo de gerencia, o profesional contratado en una agencia o dtor. de departamento en una empresa.

Pero lo mejor de todo esto es que el perfil de entrada a este camino profesional no está claramente definido, no empiezan todos haciendo informática, porque no se requieren niveles de ingeniería para hacer SEO y PPC, solo esfuerzo, interés, formación y experiencia. Esto permite que los que hoy son profesionales de este sector vinieran de perfiles tan variados como derecho, relaciones laborales, arquitectura, periodismos y, por supuesto, también bastantes de informática.

La entrada al mundo profesional en 2015

El SEO y el PPC/SEM, igual que la analítica web y el social media, en general diría que todo el marketing online, es que está abierto a muchos perfiles profesionales, porque el marketing online se integra en muchas áreas profesionales. Si un abogado y un farmacéutico pueden hacer SEO, cualquier puede aprender a hacer SEO (y PPC). Y eso ha abierto mucho la aparición de profesionales que cubran la demanda del mercado, con sus pros y sus contras.

Para empezar el camino profesional y cambiar de profesión, pasando a ser un especialista en SEO, SEM/PPC, analítica digital o social media, tenemos el camino largo o el corto. El largo y a lo comente antes: por libre, varios años, creciendo poco a poco y de forma ‘libre’.

El corto, más intenso, es con una buena formación y un trabajo en prácticas en una agencia. Normalmente un curso generalista de marketing online o un master permiten a un ‘no iniciado’ tener nivel para especializarse, luego, eligiendo si quiere dedicarse al SEO, la analítica digital, el social media u otras áreas. Y tras terminar la formación comienza el camino profesional, primero con una beca de formación y luego como Junior. Tras varios meses de formación y un par de contratos, en un año y medio o dos podemos encontrarnos con un profesional trabajando ya en una agencia o con su propia mini-agencia, que es lo que hemos estado viendo los últimos 3 años.

Y aún falta contar con más perfiles así para cubrir las vacantes que las medianas y grandes empresas tienen en sus departamentos de marketing. Lo más común es que ‘cojan’ personal de las agencias que gestionan sus proyectos, lo que provoca vacantes en estas agencias, y la demanda es creciente.

Pero vamos por buen camino, porque el mercado está madurando, las empresas ya piensan en digital y en un sector que ha sufrido poco la crisis aún tenemos bastante camino por recorrer, pero ahora contamos con más profesionales y mejor formados.

También te puede interesar