Iván Serrano

Iván cuenta con más de 13 años de trabajo en el sector de Internet. Es titulado en Diseño Gráfico por Elisava y Bachelor of Arts in Design por la Winchester School of Arts de Southampton University. Tiene una amplia experiencia en diseño digital multiplataforma. Lleva 12 años trabajando en Televisió de Catalunya como diseñador, y también es profesor de Grado y Máster en el ámbito del diseño en varios centros universitarios.
Iván Serrano

Mayte Guillen

24/09/2015



La importancia de la Experiencia de Usuario en los proyectos digitales

¿Sabías que Walt Disney fue el primer diseñador UX del mundo? Gracias a su atención al detalle y al deseo de mejorar constantemente sus productos, hizo que fuera uno de los primeros en diseñar experiencias de usuario.

La experiencia del usuario es, en muchas ocasiones, la gran olvidada de las empresas. Asumimos que cualquier producto o servicio de una calidad medianamente decente es suficiente para satisfacer las necesidades de nuestros usuarios y clientes. Sin embargo, pocos tienen en cuenta que la forma en que se consume puede condicionar el éxito o el fracaso.

La experiencia de usuario es clave en cualquier proyecto digital. Podríamos decir que es un camino que vertebra el objetivo inicial de un proyecto digital y su consecución hasta llegar a cubrir una necesidad específica. A eso le debemos sumar el leitmotiv de “hacer las cosas fáciles” durante todo el proceso.

En este camino, los dos hemisferios del cerebro jugarán un papel muy importante, ya que además de concebir estructuras lógicas y racionales, tendremos que estimular las emociones de nuestros usuarios para que vivan una experiencia positiva y completa, siendo ellos el pilar fundamental de todos los proyectos.

El éxito radica en la suma de muchos factores que componen todo el proceso. El factor principal es ofrecer la mejor solución a una necesidad que el usuario aún no tiene resuelta. Para que el proyecto destaque dentro del mercado, es fundamental encontrar un carácter único y diferenciador, así como identificar los beneficios que aporta el producto o servicio a la sociedad.

El siguiente paso sería diseñar la mejor experiencia de usuario posible. Eso implica no sólo analizar los factores que influyen en la adquisición o elección del producto o servicio digital, sino también en analizar cómo los usuarios lo usan y la experiencia resultante de su uso. En definitiva, eso significa obtener los patrones de comportamiento de los usuarios.

Por suerte, la curva de demanda de profesionales en este sector asciende considerablemente cada día. Tanto las empresas como los profesionales se han dado cuenta de la importancia de contar con profesionales UX. De esto y de que el éxito todavía gira en torno a una sola cosa: cómo nos perciben los usuarios. Éste es el motivo por el cual, cada vez más, veo una preocupación latente a la hora de diseñar mejores “experiencias de usuario”, durante el proceso de creación de productos o servicios digitales.

Creo que esta percepción va a madurar y vamos a conseguir que se asiente como una fase primordial en este tipo de procesos. Y eso implica no sólo a los dispositivos conocidos como el ordenador, las tabletas o los móviles, sino también a la TV, consolas y cualquier dispositivo digital con el que el usuario pueda interactuar en un futuro.

También te puede interesar