Grado en Medicina

Mayte Guillen

22 de noviembre de 2018

Los profesionales de la medicina conocen cuál es el funcionamiento de cada uno de los órganos y sistemas que forman parte del cuerpo humano. Saben reconocer si una persona está sana o tiene algún problema de salud, elaboran diagnósticos, y deciden cuál es el tratamiento más adecuado a seguir en cada caso.

Grado en Medicina

Los estudios de grado en Medicina tienen como objetivo común formar a profesionales especializados en el diagnóstico y tratamiento de las diversas enfermedades, así como en su prevención y rehabilitación.

Para lograr este fin, facilitan a los alumnos un profundo conocimiento de la estructura, funciones y comportamiento del cuerpo humano, cuando está sano y cuando enferma, así como de las relaciones que existen entre el estado de salud de las personas y su entorno físico y social.

Además de los fundamentos teóricos en los que se basa la ciencia médica, también proporcionan a los estudiantes la experiencia y capacitación clínica suficientes para poder poner en práctica estos conocimientos.

Los grados en Medicina son, junto a los de Arquitectura, los que tienen una mayor duración. A los seis años que se tarda en completar los estudios de grado (360 créditos europeos) hay que sumar el año de preparación del examen MIR, y el periodo de formación especializada que supone unos 4 años más, lo que en total son 11 años de estudio. Pero, a pesar de su amplia duración, las altas notas de acceso y dificultad que entraña la carrera, es una de las titulaciones que recibe más solicitudes cada año.

El examen MIR

Para cursar una especialidad en medicina después del Grado, la normativa europea exige realizar un examen de acceso que es conocido como MIR (Médico Interno Residente).

Es una prueba convocada por el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social y por el Ministerio de Educación, y que se realiza el mismo día y hora en las diferentes localidades acreditadas de toda España. En ella, se evalúan los conocimientos médicos de todos aquellos titulados en Medicina que deseen acceder a una plaza de formación especializada en nuestro país.

Especialidades médicas

Normalmente, para optar a cualquier especialidad no basta con aprobar el MIR. La nota obtenida en este examen supone un 75%, y el expediente académico un 25% de la puntuación que se asigna a cada aspirante, a los que se clasifica en orden decreciente. Así, meses más tarde y en ese mismo orden, comenzando por aquellos con puntuaciones más altas, cada aspirante va eligiendo plaza hasta completar todos los puestos ofertados.

Cursar una especialidad supone cuatro o cinco años más de estudio. La mayoría de estas especialidades se realizan en clínicas y hospitales, aunque no todas requieren recibir formación hospitalaria.

>>Las especialidades médicas que requieren básicamente formación hospitalaria son: Alergología, Análisis Clínicos, Anatomía Patológica, Anestesiología y Reanimación, Angiología y Cirugía Vascular, Aparato Digestivo, Bioquímica Clínica, Cardiología, Cirugía Vascular, Cirugía General y del Aparato Digestivo, Cirugía Oral y Maxilofacial, Cirugía Pediátrica, Cirugía Torácica, Cirugía Plástica Estética y Reparadora, Dermatología Médico-Quirúrgica y Venereología, Endocrinología y Nutrición, Farmacología Clínica, Geriatría, Hematología y Hemoterapia, Inmunología, Medicina Intensiva, Medicina Interna, Medicina Nuclear, Microbiología y Parasitología, Nefrología, Neumología, Neurocirugía, Neurofisiología Clínica, Neurología, Obstetricia y Ginecología, Oftalmología, Oncología Médica, Oncología Radioterápica, Otorrinolaringología, Pediatría y sus áreas específicas, Psiquiatría, Radiodiagnóstico, Medicina Física y Rehabilitación, Reumatología, Cirugía Ortopédica y Traumatología, Urología.

>>Las especialidades médicas que no requieren básicamente formación hospitalaria son: Medicina Familiar y Comunitaria, Medicina Preventiva y Salud Pública, Medicina del Trabajo.

>>No requieren formación hospitalaria las especialidades de: Estomatología, Hidrología Médica, Medicina de la Educación Física y del Deporte, Medicina Legal y Forense.

Accesos

  • Desde Bachillerato + Selectividad (EBAU): Tendrán preferencia los estudiantes que hayan cursado materias de modalidad adscritas a la rama de conocimiento de Ciencias de la Salud.
  • Desde Formación Profesional y Artes Plásticas y Diseño + Selectividad (EBAU): Tendrán preferencia los Técnicos Superiores cuyo título esté adscrito a la rama de conocimiento de Ciencias de la Salud.
  • Otras alternativas: Examen de acceso para mayores de 25 años. Acceso mediante acreditación de experiencia laboral o profesional para mayores de 40 años. Prueba de acceso para mayores de 45 años.

Qué aprenderás

Estas son algunas de las materias que suelen formar parte de la formación básica que ofrecen los grados relacionados con medicina:

Morfología, estructura y función del cuerpo humano. Adaptación al entorno: Análisis de la estructura y funcionamiento normal del cuerpo humano a nivel molecular, celular, tisular, orgánico y de sistemas, en las distintas etapas de la vida. Efectos del crecimiento, el desarrollo y el envejecimiento sobre el individuo y su entorno social. Bases de la conducta humana normal y sus alteraciones.

Patología humana: Estudio de los agentes que causan las diferentes enfermedades, así como de los síntomas y procesos de diagnóstico a seguir para cada una de ellas.

Procedimientos diagnósticos y terapéuticos: Farmacología, procedimientos quirúrgicos, radiología y medicina física, anestesia, bioquímica y genética clínica, nutrición y terapia nutricional, exámenes físicos y valoraciones mentales.

Valores profesionales y ética: Aspectos éticos del ejercicio de la medicina. Desarrollo de la práctica profesional con respeto a la autonomía del paciente, a sus creencias y cultura y con respeto a otros profesionales de la salud.

Medicina preventiva y salud pública: Prevención de enfermedades en grandes poblaciones. Métodos de administración y planificación en emergencias.

Habilidades de comunicación: Aprender a dirigirse con eficiencia y empatía a los pacientes, a los familiares, medios de comunicación y otros profesionales.

Manejo de la información. Análisis crítico e investigación: Historia de la medicina, de las enfermedades y de los métodos utilizados para prevenirlas y curarlas a lo largo de los siglos. Fuentes de información clínica y biomédica. Utilización de las tecnologías de la información y comunicación en las actividades clínicas, terapéuticas, preventivas y de investigación.

Fomación complementaria

La gran variedad de áreas de especialización que engloba la medicina y la necesidad de mantenerse constantemente al día, hace necesario centrarse en un campo en concreto para desempeñar esta profesión. Por ello, se imparten un amplio número de cursos de postgrado relacionados con especialidades médicas.

La fuerte demanda de médicos fuera de nuestro país hace conveniente también conocer otros idiomas. En especial, es importante contar con un buen nivel de inglés para poder acceder a numerosas publicaciones e investigaciones especializadas o trabajar en el extranjero.

Perfil del estudiante

  • Vocación
  • Interés por temas sanitarios
  • Capacidad de trabajo
  • Resistencia a situaciones de estrés
  • Aptitud para trabajar en equipo
  • Autodisciplina en el estudio
  • Agilidad en la toma de decisiones
  • Capacidad para las relaciones interpersonales
  • Responsable y observador

Salidas profesionales

La salida profesional más frecuente para los graduados en medicina es el trabajo en hospitales, clínicas y centros de salud, tanto privados como dependientes de la Seguridad Social, pero también pueden optar por la docencia, la valoración de daños para compañías aseguradoras y despachos de abogados o la industria farmacéutica.

Entre las funciones más habituales se encuentran la prevención y diagnóstico de enfermedades, tratamiento y rehabilitación de pacientes en cada especialidad; Inspección médica; Gestión sanitaria; Pruebas de laboratorio e investigación para la industria farmacéutica; Docencia; Gestión directiva en hospitales y diferentes empresas relacionadas con la sanidad.

En nuestro país, todos los médicos que quieren ejercer en el sector público están obligados a superar un examen denominado MIR (Médico Interno Residente) para trabajar en cualquier especialidad. Las oportunidades laborales que ofrece cada especialidad varían con la propia evolución de la sociedad y la relación entre la oferta y la demanda.

En estos momentos hasta once especialidades cuentan con una tasa cero de desempleo en nuestro país: Angiología y Cirugía Vascular, Dermatología Médico-Quirúrgica y Venereología, Endocrinología y Nutrición, Farmacología Clínica, Hidrología Médica, Inmunología, Medicina Intensiva, Medicina Legal y Forense, Neurocirugía, Neurofisiología Clínica y Oncología Médica.

Entre las subespecialidades o especialidades todavía no regladas que contarán también con una gran demanda en los próximos años se encuentran: el especialista en Cuidados Paliativos Pediátricos, especialista en Seguridad Clínica del Paciente, especialista en Planificación Digital en Ortodoncia y Cirugía Ortognática y especialista en Genética Médica.

EN AVANZA EN TU CARRERA TE AYUDAMOS  

En Avanza en tu Carrera tenemos más de 50.000 cursos para ti. Te orientamos y asesoramos para que elijas tu formación. Elige la opción que más te interese: Formación Profesional, Oposiciones, Grados, Postgrados y mucho más.