ver más +
ELIGE TU FUTURO 2020

¿Qué puede aportar un máster a tu futuro profesional?

Mayte Guillen

4 de septiembre de 2015

Muchos estudiantes se preguntan si realmente les compensaría invertir tiempo y dinero en un postgrado. Las cifras del paro siguen siendo muy altas y, a primera vista, no parece estar muy claro que tener un máster les vaya a ayudar a encontrar trabajo… ¿o sí? ¿Es una buena inversión? ¿Puede ayudar a tu futuro profesional cursar un postgrado?

¿Qué puede aportar un máster a tu futuro profesional?

Además de aportarte nuevos conocimientos, a nivel más práctico, cursar un máster puede traer también otros beneficios  a tu vida. Con ayuda de los centros destacados en este Especial hemos identificado diez cosas positivas que puede aportarte estudiar un postgrado

1. Un puente hacia el primer empleo

Si acabas de terminar la carrera y aún no cuentas con experiencia en el mercado laboral, el postgrado puede servirte como puente entre la universidad y un primer trabajo. Algunos máster ofrecen dentro de su plan de estudios un periodo de prácticas en empresas. Este tiempo puede servirte para conocer mejor el día a día de tu profesión, hacer contactos e incluso, quién sabe, para conseguir tu primer empleo remunerado.

2. Renovarse o morir

Si llevas ya varios años trabajando, la formación de postgrado puede servirte para actualizar conocimientos y mantenerte al día de las últimas novedades de su sector. En definitiva, puede ayudarte a no quedarte atrás, a ser más competitivo y, en consecuencia, también a conseguir una promoción o ascenso laboral.

3. Máster especializado = más posibilidades laborales

Para las empresas es fundamental  que los candidatos estén bien formados en la tarea que van a desempeñar. La especialización se valora incluso más que los conocimientos en nuevas tecnologías o idiomas. Y los estudios de postgrado siguen siendo, en opinión de los reclutadores, la principal vía para conseguir esa formación y experiencia en un área determinada.

4. Diferenciarse para destacar

Además de ofrecerte formación especializada, tener un título de postgrado reconocido por su calidad en el mercado laboral, puede ser ese punto que te haga destacar sobre cientos de candidatos en un proceso de selección. Si tu currículum es diferente, más completo que el del resto de candidatos, los reclutadores lo tendrán en cuenta.

5. Potenciar nuevas habilidades

El alto nivel de competitividad del mercado obliga a las empresas a contar con el mejor capital humano. Por eso, las compañías buscan profesionales que, además de una sólida formación, posean una serie de habilidades y competencias que también pueden adquirirse a través de postgrados. Las habilidades más buscadas son las organizativas (tolerancia al estrés, capacidad de análisis, liderazgo, visión de negocio…), las relacionales (capacidad para trabajar en equipo, comunicarse con claridad, empatía…) y las motivacionales (orientación a objetivos, capacidad de planificación y organización y orientación al cliente).

6. Hacer networking

Si haces un postgrado de especialización en un campo concreto lo más habitual es que los compañeros con los que vas a compartir aula también sientan interés por él, bien porque lo estén estudiado o porque trabajen ya en él. Por otro lado, los profesores suelen contar con amplia experiencia profesional y, en muchos casos, buena reputación dentro de su sector profesional. Los centros también organizan seminarios y encuentros con las empresas para que muestren a los estudiantes la situación del sector, las oportunidades que ofrecen y qué tipo de perfiles están reclutando. Es decir, mientras estudias tienes la oportunidad de crear una red de contactos a nivel profesional que podría ayudarte a conseguir trabajo, a generar nuevas oportunidades profesionales o a poner en marcha tu propio negocio.

7. Adquirir experiencia internacional

Otro de los elementos que está adquiriendo una especial relevancia para las empresas es contar con empleados que dispongan de experiencia internacional, dominen un segundo idioma (especialmente inglés), y sepan trabajar en entornos multiculturales. Los máster que ofrecen la posibilidad de estudiar íntegra o parcialmente en uno o varios países pueden ayudarte a adquirir esa formación y habilidades necesarias para trabajar en un mundo cada vez más global.

8. Aprender a manejar nuevas tecnologías

El auge de Internet y la digitalización traen consigo un cambio de paradigma en el mundo empresarial, que tiene como consecuencia la necesidad de profesionales que sepan manejar e incluir esas nuevas tecnologías en sus procesos de trabajo. Esta necesidad de capacitación digital es cada vez más transversal, afectando a todos los sectores y perfiles profesionales. La formación de postgrado no sólo puede ayudarte a adquirir ese tipo de habilidades para un sector en concreto, también aprenderás a incorporar a tu vida nuevas herramientas de aprendizaje como webminars, masterclass, gamificación, chats, foros…

9. Conseguir un sueldo mejor

No es que estudiar un postgrado sea la panacea y que automáticamente te vaya a hacer ganar un sueldazo. Pero, según los datos que hemos recogido directamente de las empresas para elaborar el último Informe Infoempleo Adecco sobre la oferta de empleo en España, sí que existe una importante diferencia salarial entre empleados con formación de máster o postgrado (cobran 24.821 euros anuales de salario medio) sobre quienes tienen una preparación más básica (11.964 euros).

10. Más facilidad para encontrar trabajo

Tampoco podemos asegurar que estudiar un Máster te garantice un trabajo automáticamente. Pero sí podemos confirmarte que, según los datos sobre la oferta de empleo en España en el último año, el 37% de las empresas que requieren titulados universitarios en sus ofertas valora muy positivamente que el candidato cuente también con estudios de postgrado.