La Selectividad: claves del examen

La Prueba de Acceso a la Universidad (PAU), más conocida como Selectividad, valora la madurez académica, los conocimientos adquiridos en el Bachillerato y la capacidad del alumnado para seguir con éxito los estudios universitarios oficiales de Grado.
La Selectividad: claves del examen

Mayte Guillen

3/11/2016



Sólo habrá Selectividad hasta 2017

Entre los cambios que está implantando la nueva Ley Orgánica para la Calidad Educativa (LOMCE) se encuentra también una nueva forma de acceder a las enseñanzas universitarias oficiales de Grado.

Esta nueva regulación establece que la prueba de Acceso a la Universidad desaparezca en 2017 para los estudiantes de Bachillerato. A partir de ese momento, se les pedirá tener el título de Bachiller y, además, cada universidad podrá establecer sus propio proceso de admisión.

Para los estudiantes procedentes de títulos de Formación Profesional Superior y de otros países, la Selectividad se termina en el curso 2014-2015.

>>> Todas las carreras que se imparten en España

Dos convocatorias

Anualmente se fijan dos convocatorias, una en junio y otra en septiembre. La prueba de acceso (PAU), es decir, la selectividad, consta de dos partes: una fase general obligatoria y una fase específica voluntaria.

Fase general

Es obligatoria y común a todo el alumnado. Consta de cuatro ejercicios: un comentario de texto, un examen sobre las materias comunes de 2º de Bachillerato, un examen escrito y oral de una lengua extranjera y un examen sobre las materias propias de cada modalidad de Bachillerato. Hay un quinto examen optativo en comunidades con dos lenguas oficiales.

Desde junio de 2012, el ejercicio de lengua extranjera de la fase general, que se puede realizar en inglés, francés, alemán, italiano o portugués, incorpora una prueba oral.
La calificación de la fase general es la media aritmética de todos los ejercicios.

Fase específica

Es voluntaria y permite mejorar la nota de admisión. Los alumnos pueden examinarse de hasta un máximo de cuatro materias de modalidad relacionadas con las carreras que quieren hacer, pero solo se tiene en cuenta la nota de dos materias.

Se considera que has superado la Selectividad cuando tienes al menos cinco puntos como resultado de la media ponderada (siempre que hayas obtenido un mínimo de cuatro puntos en la calificación de la fase general). Esta media se hace con el 60 por ciento de la nota media de Bachillerato y el 40 por ciento de la calificación de la fase general.

La superación de la fase general tiene validez indefinida. La calificación de las materias de la fase específica tiene validez para el acceso a la universidad durante los dos cursos académicos siguientes a la superación de las mismas.

Solicitud de admisión

Los estudiantes pueden presentar sus solicitudes de admisión para cualquiera de las titulaciones y centros de las universidades de su elección, con independencia de dónde obtuvieron sus requisitos de acceso.

En la solicitud deben hacer constar una relación ordenada de los estudios y centros en los que desean ser admitidos, de acuerdo con las normas de procedimiento establecidas.

Respecto a las plazas de nuevo ingreso, antes del 31 de mayo de cada año, la Conferencia General de Política Universitaria hace público el número de plazas que para cada titulación y centro ofrecen cada una de las universidades públicas.

La adjudicación de plazas se realiza en función de la nota de admisión a las enseñanzas universitarias obtenida por el estudiante. Para la adjudicación de plazas tienen opción preferente los estudiantes cuyo cuarto ejercicio de la fase general corresponda a una materia vinculada a la rama de conocimiento de la enseñanza a la que se solicita acceder.

Cursos destacados en Avanzaentucarrera.com