Preguntas indiscretas, ¿cómo afrontarlas?

Mayte Guillen

17 de febrero de 2014

En una entrevista de trabajo resulta natural que el entrevistador indague detalladamente en el perfil profesional. El problema se plantea cuando comienza a hacer preguntas personales, ¿Qué hacer entonces? ¿Hay que contestarlas? ¿Cómo podemos salir airosos de una situación así?

Todo va aparentemente como la seda. Te has comportado de un modo impecable en tu presentación, y el entrevistador parece encantado con el estupendo currículum que tiene sobre la mesa. Pero de pronto, sin aviso previo, te hace una pregunta que consideras indiscreta. Quizá algo relativo a tu vida familiar o a tus preferencias religiosas o políticas. Estás ante una encrucijada, no cabe duda. ¿Qué harás?…

Aunque algunos expertos aconsejan que a preguntas de tipo personal, como estado civil, hijos, etcétera, se responda con la misma claridad que a cualquier otro tipo de preguntas técnicas y de trayectoria profesional, lo cierto es que en el caso de preguntas que atañen a la esfera de la intimidad de la persona el entrevistado no está obligado a responder, máxime si dichas preguntas son totalmente irrelevantes para el desempeño del puesto de trabajo, y así es como hay que hacérselo ver al entrevistador.

Dicho esto, es precisamente ahora cuando se plantea la cuestión más espinosa del asunto: ¿Cómo negarle una respuesta al entrevistador del que dependen gran parte de nuestras perspectivas laborales?

Lo más recomendable es contestar que esa pregunta entra dentro de lo privado y personal de la forma más correcta posible. Responder algo así como un: “Disculpe, pero esa pregunta entra dentro de mi vida privada, siento no poder contestarla, porque considero que no es relevante en el asunto que nos atañe”.

De cualquier modo, se trata de una cuestión con la que no resulta probable encontrarse en condiciones normales. Lo profesional es que los entrevistadores no hagan preguntas de este tipo, ya que se incluyen dentro de la privacidad de cada persona.

Sin embargo, si te ves en uno de estos trances, recuerda que la firmeza no está reñida con la elegancia.

Qué quieren saber realmente

Salvo contadas excepciones, cuando un reclutador realiza alguna pregunta personal a un candidato no lo hace con el ánimo de “cotillear” sobre su vida, sino que busca tener más información sobre su actitud ante el trabajo, algo imposible de reflejar en el currículum vitae.

 

Si te preguntan….                                                  En realidad quieren averiguar….

¿Está casado? ¿Tiene pareja? ⇒⇒⇒⇒⇒        Cuál es tu estilo de vida y cómo influirá en tu trabajo

¿Tiene hijos?   ⇒⇒       Posibles ausencias y disponibilidad de horario

¿Qué hace en su tiempo libre?        Intereses, gustos, aficiones

¿Pertenece a alguna asociación?       Predisposición a enfrentarse a ideas de la compañía

¿Cuánto dinero gana o ganaba?        Expectativas salariales

¿Dónde vive?        Cercanía al trabajo, posibilidades de impuntualidad

 

Te puede interesar

Contenido relacionado

EN AVANZA EN TU CARRERA TE AYUDAMOS  

En Avanza en tu Carrera tenemos más de 50.000 cursos para ti. Te orientamos y asesoramos para que elijas tu formación. Elige la opción que más te interese: Formación Profesional, Oposiciones, Grados, Postgrados y mucho más.