La carta de dimisión: el adiós por escrito

Mayte Guillen

17 de febrero de 2014

Si se quiere comunicar formalmente a la empresa la intención de abandonar un puesto de trabajo, la redacción de una carta de dimisión es casi imprescindible. Cuando se rompe una relación contractual con una empresa, hay que notificar la baja al menos quince días antes.

La carta de dimisión: el adiós por escrito

Cómo comunicar que cambias de trabajo

Cuando se abandona un empleo por otro existen ciertas formalidades no obligadas por la ley que, sin embargo, dicen mucho de la profesionalidad de un trabajador. Cuando se rompe una relación contractual con una empresa, se está obligado notificar la baja al menos quince días antes y también es conveniente cerrar todos los asuntos pendientes antes de marcharse. Pero si se quiere comunicar formalmente a la empresa la intención de abandonar un puesto de trabajo, la redacción de una carta de dimisión es imprescindible.

No existe un modelo único para redactar una carta de renuncia, pues cada caso tiene unas características determinadas y exige una actitud distinta por parte del empleado que ha decidido renunciar a una empresa. No debe ser muy personalizada, ni debe ahondar en detalles innecesarios sobre las razones de la renuncia o el nuevo puesto que ocupará el trabajador en otra compañía.

Se trata, en principio, de una carta breve y respetuosa que incluye todos los elementos básicos de una comunicación formal: fecha, saludo, exposición, despedida y firma. La exposición debe incluir la formulación de la renuncia, el nombre del puesto al que se renuncia y, si se considera oportuno, la fecha desde la cual se ha ocupado el puesto.

La carta de dimisión

La carta de renuncia debe dirigirse al jefe inmediato, con copia para el Departamento de Administración. En algunos casos, se recomienda hacer una tercera copia de la carta para que el destinatario dé fe de haberla recibido, estampando su firma y la fecha del día. Esta copia de “recibido” constituye un respaldo para el trabajador, en caso de presentarse algún inconveniente en las formalidades administrativas propias de la renuncia.

Por supuesto, las cartas de renuncia varían según la relación que el empleado haya tenido con la empresa, los años de servicio, los motivos de la renuncia y otros factores que hayan intervenido en su decisión.

Te puede interesar

Contenido relacionado

EN AVANZA EN TU CARRERA TE AYUDAMOS  

En Avanza en tu Carrera tenemos más de 50.000 cursos para ti. Te orientamos y asesoramos para que elijas tu formación. Elige la opción que más te interese: Formación Profesional, Oposiciones, Grados, Postgrados y mucho más.