La estética del currículum

Mayte Guillen

17 de enero de 2017

La estética es lo primero que vemos de las cosas, y en un currículum ocurre lo mismo. Una buena estética nos predispone a ver el contenido de forma positiva, además de que por sí misma transmite un perfil de persona ordenada, cuidadosa, metódica y detallista; valores que nos pueden abrir las puertas de un trabajo.

La estética del currículum

Presentación del currículum

La presentación del currículum debe ser acorde con la profesión y con la oferta de empleo, pero en general debe prevalecer la claridad y la sencillez. El currículum es el espejo del alma sobre el papel.

A la hora de elaborar un currículum, conviene recordar que no sólo se han de cuidar los contenidos y el tono de la redacción. Hay que tener en cuenta que la primera impresión que recibirá la persona a la que se envíe el documento tendrá que ver con la presentación del mismo. Llegados a este punto, la pregunta es inevitable: ¿cómo debo diseñar mi currículum? ¿Los currículums tienen que ser sencillos, sin decoraciones, solo con texto…?

Adjuntar el CV

Con los actuales medios de intermediación de ofertas de empleo entre empresa y candidato (portales de empleo, web corporativas…), parece imposible desentonar a la hora de realizar un currículum, ya que existen modelos y formatos cerrados a los que el candidato debe ajustarse… Pues esta aparente evidencia es falsa. En muchas ocasiones, estos intermediarios posibilitan que se adjunte un currículum en PDF o en otro formato, algo que el seleccionador cada vez requiere, exige y valora más con la idea de ver de lo que es capaz un candidato con una hoja en blanco.

Un CV para cada oferta

Un curriculum para cada oferta de empleo…, esta premisa puede aplicarse también al caso del diseño y de la presentación de un currículum. Muchas veces, los candidatos quieren llamar la atención del técnico de selección enviando un currículum original que, sin embargo, puede ser desestimado por una excesiva originalidad, tan excesiva que dificulte la comprensión de los datos que allí se registran o que implique una personalidad que no se ajusta con los parámetros que quiere la empresa.

Normas de estilo

En todo caso, el currículum de un diseñador gráfico, un arquitecto o un ilustrador no tiene por qué regirse por las mismas normas estilísticas usadas en la elaboración del de un consultor estratégico, un ingeniero de minas o un abogado. En el caso de profesiones creativas, el uso de apoyo gráfico, el tratamiento del texto y el formato elegido para la presentación puede potenciar el perfil profesional de una persona, haciéndola destacar dentro del grupo de candidatos.

Otro ejemplo es el currículum de los actores, actrices y modelos publicitarios. Por lo general, estos profesionales elaboran documentos muy breves y esquemáticos, impresos en el reverso de una fotografía personal de gran formato, lo cual facilita la labor de los responsables de un casting.

Claro y sencillo 

Para la mayoría de las profesiones, un currículum claro y sencillo, con sólo texto es mejor valorado que uno lleno de adornos y bordes, escrito con letras de colores fosforescentes y saturado de imágenes gratuitas. Sea cual sea el estilo elegido, la presentación debe ser pulcra y de fácil lectura, con la información precisa bien organizada y sin errores ortográficos.

La fotografía es conveniente que se coloque en la primera hoja, en el margen superior derecho, junto al nombre, número de teléfono y referencia del puesto ofertado.

Una advertencia sobre algo que parece básico, pero que en muchas ocasiones se hace mal: Si envías el currículum por correo electrónico tienes que asegurarte de que su formato sea universal (pdf, word…), y que quien lo recibe lo podrá abrir sin problemas en su ordenador.

Te puede interesar

Contenido relacionado

EN AVANZA EN TU CARRERA TE AYUDAMOS  

En Avanza en tu Carrera tenemos más de 50.000 cursos para ti. Te orientamos y asesoramos para que elijas tu formación. Elige la opción que más te interese: Formación Profesional, Oposiciones, Grados, Postgrados y mucho más.