Óptico – Optometrista, una profesión con vistas al futuro

Belén Cáceres

14 de febrero de 2018

Los conceptos filosóficos de luz y visión, dieron paso a las investigaciones de la estructura, fisiología ocular y el sistema nervioso. La figura del óptico como experto en el máximo rendimiento del ojo y el mínimo esfuerzo se hizo necesaria y en la actualidad, cuenta con una buena situación en el sector sanitario. ¿Quieres descubrir el mundo de la salud visual? Continúa leyendo.

Óptico – Optometrista, una profesión con vistas al futuro

El profesional óptico y optometrista se dedica al estudio y cuidado de nuestra salud visual. Entre sus competencias destaca el diagnóstico y medición de anomalías, la creación de gafas y lentillas, el estudio, diseño y la fabricación de piezas ópticas y prótesis audiológicas. También ofrecen ayuda en gabinetes de óptica, mediante el asesoramiento técnico, o la investigación en áreas concretas como la microbiología ocular.

A pesar de que su trabajo esté centrado en el tallado, montaje y adaptación de gafas y lentillas; los ópticos y optometristas también pueden realizar exámenes visuales. En cambio, el diagnóstico de enfermedades o patologías es labor del oftalmólogo.

Destaca su eficacia en la prevención de enfermedades, ya que en ocasiones, puede ser el primer contacto para la detección de trastornos sistemáticos no sospechados como la diabetes.

La formación, la clave 

De acuerdo con la Ley de Ordenación de las Profesiones Sanitarias (ley 44/2003)  los profesionales dedicados a la óptica deben contar con el Grado Universitario Oficial en Óptica y Optometría.

Esta formación consiste en el estudio y cuidado de la salud visual. Los estudiantes desarrollan conocimientos sobre la naturaleza del ojo y su funcionamiento, posibles afecciones como la hipermetropía y sus tratamientos. También se ofrecen nociones biosanitarias y clínicas, diseño y fabricación de las piezas ópticas, desde lentillas hasta lentes de microscopios.

Actualmente, si prefieres no estudiar una carrera universitaria, existen también cursos de Formación Profesional, como el de Técnico Superior en Óptica de Anteojería que te permitirá resolver problemas visuales, asesorar y elaborar prótesis oculares, o en Audiología Protésica, para adaptar y seleccionar las prótesis auditivas, mediante un seguimiento del cliente.

Si lo que quieres es seguir estudiando y especializarte tras conseguir el Grado, puedes elegir entre opciones como el Máster universitario en Óptica y Optometría avanzada o el curso de Especialista en complementos de formación al grado en Óptica y Optometría. Son estudios complementarios, relacionados con las líneas de investigación en Óptica. A través del estudio de materias específicas en Optometría Clínica o Contactología, permiten una mayor especialización.

Más allá de la formación universitaria que se requiere, las aptitudes que demanda esta labor son la destreza espacial, mecánica y en actividades manuales, así también como la perfección, minuciosidad y el razonamiento lógico. Es clave también la atención al cliente, la responsabilidad y observación que requiere la labor del óptico, y la adaptación a nuevas técnicas que se desarrollan con la tecnología aplicada a la salud.

Es muy importante que una vez hayas finalizado tus estudios, no olvides regular tu actividad profesional colegiándote en el Colegio Nacional de Opticos-Optometristas, tanto si tienes tu propio negocio como si no.

¿Salidas laborales?

La carrera de Óptica y Optimetría goza de una baja tasa de desempleo. La mayoría de los estudiantes encuentra trabajo en menos de cinco meses desde la finalización de sus estudios, siguiendo El libro blanco del título de Grado en Óptica y Optometría.

Las salidas laborales atienden al lugar de trabajo y tarea. Las más numerosas son el trabajo en los establecimientos comerciales, en el área de sanidad, el mundo audiovisual, en la fabricación de instrumentos de precisión óptica y la investigación o docencia universitaria.

Hablemos de dinero

Debido a su carácter multidisciplinar, el sueldo que puede llegar a percibir un óptico-optometrista dependerá del área en el que trabajes. Estas tareas van desde el terreno comercial hasta la fabricación de lentes, pasando por el trabajo en el ámbito sanitario.

El salario medio de estos profesionales es de 1.500 euros mensuales y suele ir creciendo dependiendo de la experiencia laboral que acumule.

En cuanto al futuro, la profesión de óptico y opticometrista, conocerá un aumento en la demanda de empleo. Como consecuencia del envejecimiento de la población y el uso diario de pantallas, su labor está más vigente que nunca.

Si quieres dedicarte al ámbito sanitario, echa un vistazo a la lista de profesiones sociosanitarias.

EN AVANZA EN TU CARRERA TE AYUDAMOS  

En Avanza en tu Carrera tenemos más de 50.000 cursos para ti. Te orientamos y asesoramos para que elijas tu formación. Elige la opción que más te interese: Formación Profesional, Oposiciones, Grados, Postgrados y mucho más.