ver más +
ELIGE TU FUTURO 2020

Cómo elegir tu carrera en 6 pasos

Mayte Guillen

15 de junio de 2015

A la hora de elegir una carrera nos dejamos influir por un montón de factores externos: las profesiones que están de moda en ese momento, las carreras que puedes estudiar en la zona donde vives, el mercado laboral…. Tanta información hace aún más difícil decirse por un Grado en concreto. Si este es tu año y por fin vas a dar el salto a la Universidad, toma nota de nuestros consejos. Sólo tienes que seguir estos seis pasos para elegir bien. ¡Así de fácil!

Cómo elegir tu carrera en 6 pasos

PASO 1. Date un segundo para pensar qué quieres estudiar

¿Quién quieres ser? ¿Qué es lo que realmente te gusta? Es muy importante que estudies algo por lo que sientas verdadero interés. Si no tienes muy claro cuál es tu vocación, empieza descartando todas las áreas de conocimiento que no te resulten atractivas. Así evitarás tomar decisiones descabelladas e identificarás las áreas que más se aproximan a tus verdaderos intereses. Si sigues teniendo dudas, recurre a los orientadores que hay en tu colegio o instituto. Te ayudarán a identificar qué estudios van más contigo.

PASO 2. Elige un área de conocimiento

Todos lo Grados Universitarios están agrupados en cinco áreas de conocimiento: Artes y Humanidades, Ciencias, Ciencias de la Salud, Ciencias Sociales y Jurídicas, Ingenierías y Arquitectura. Los Grados que pertenecen a una misma área tienen contenidos propios comunes. Por eso, dependiendo del Bachillerato que hayas estudiado (Bachillerato de Humanidades y Ciencias Sociales, Bachillerato de Ciencias y Tecnología, Bachillerato de Artes) podrás acceder a unas carreras universitarias u otras.

Según datos del Ministerio de Educación, en la actualidad un 35% de las titulaciones pertenecen a la rama de Ciencias Sociales y Jurídicas, el 27% a Ingeniería y Arquitectura, el 16% a Artes y Humanidades, el 13% a Ciencias de la Salud y sólo el 9% a Ciencias. En el caso de las universidades no presenciales, prácticamente el 60% de los títulos que imparten son de Ciencias sociales y jurídicas.

PASO 3. Selecciona el tipo de carrera que más te va

¿Sabes qué opciones de formación superior tienes en nuestro país? Más allá  de los Grados Universitarios Oficiales y los Dobles Grados también puedes optar por otro tipo de estudios.  Puedes acceder a titulaciones privadas y títulos propios (muy orientados a enseñarte de forma práctica una profesión), carreras extranjeras (con las que podrás aprender en un segundo idioma), enseñanzas artísticas superiores (para estudiar danza, música, arte dramático, diseño, restauración o cerámica y vidrio) e incluso, si te interesa la formación militar, puedes compatibilizar la formación en el Ejército con los estudios de Grado en Ingeniería de la Seguridad, Organización Industrial, Medicina e Ingeniería Mecánica. 

PASO 4. Busca, compara y encuentra el centro adecuado

Una vez que sepas qué centros imparten los estudios en los que estás interesado, llega el momento de analizarlos a fondo y comparar lo que ofrecen. Consulta los planes de estudio de sus programas, comprueba la calidad de profesores y servicios, evalúa el coste de la matrícula y estima si se ajusta a tus expectativas. Cuando hayas comparado las distintas opciones que están a tu alcance, es conveniente que realices una preselección para reducir el número y facilitar la elección final. Si después de realizar todos estos pasos y evaluar todas las opciones aún no lo tienes claro y dudas entre varios centros, solicita información adicional a las secretarías de los centros, navega por sus páginas web, revisa las opiniones que dejan los alumnos en sus redes sociales e incluso visita sus instalaciones para hacerte una idea cómo sería tu vida allí.

Te recomendamos también que eches un vistazo a la formación que te ofrecen los centros destacados en este Especial. Y, sobre todo, a la opinión que tienen sus alumnos sobre ellos. Son centros de prestigio con una oferta muy variada.

PASO 5. Superando el proceso de admisión

ThinkstockPhotos-529599199

Si quieres estudiar en una Universidad necesitas tener aprobada la Selectividad. Una vez que sepas si has aprobado y con qué nota, tienes que rellenar la preinscripción (puedes conseguirla en la universidad donde hagas la selectividad). Te permiten poner hasta 12 carreras, por orden de preferencia, de universidades de cualquier lugar de España. Un mes después, más o menos, te enviarán una carta en la que te dirán en qué universidad has sido admitida y en qué carrera, y también los días en los que tienes que ir a tu nueva facultad a hacer la matrícula.

UN CONSEJO: Recuerda que sólo puedes rellenar una hoja por Comunidad Autónoma. Si rellenas más de una preinscripción por Comunidad quedarán anuladas entre sí.

Si vas a estudiar en un centro privado contacta con él para saber qué condiciones debes cumplir para que seas aceptado como alumno (titulación previa, edad, conocimientos complementarios…), si requieren realizar alguna prueba de acceso adicional, así como la documentación que debes aportar y todos los trámites que has de pasar para poder acceder a los diferentes programas que imparten. Aquí encontrarás más información sobre el proceso de admisión.

PASO 6. Dónde conseguir financiación

Cada año el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte establece un conjunto de becas al estudio. Estas becas incluyen subvenciones para material didáctico, por desplazamiento, por razón de residencia, ayuda de matrícula o para la realización del proyecto de fin de carrera. Cada comunidad autónoma  lanza convocatorias específicas con ayudas económicas para sus estudiantes a través de las diferentes concejalías y organismos oficiales de juventud.

Algunos centros también convocan sus propias becas al estudio. Por lo que es importante que te informes de las ayudas que pueden poner a tu disposición antes de formalizar la matrícula.

Otras formulas utilizadas por los centros para ayudar a los estudiantes a pagar la matrícula son, por ejemplo: las ayudas que aportan a través de Funciones, los descuentos y el pago fraccionado de las matrículas, los acuerdos con entidades bancarias para que sus estudiantes puedan solicitar créditos con condiciones ventajosas, las ayudas a estudiantes con necesidades especiales o con problemas económicos en su familia, ayudas para programas de movilidad y de colaboración en investigaciones o las becas para alojamiento en colegios mayores y residencias, entre otras fórmulas.