¿Qué son los créditos ECTS y cómo funcionan?

Adriana M.

19 de julio de 2018

Es posible que, aunque escuches hablar constantemente de los créditos ECTS no sepas exactamente qué son y de qué modo influyen en el coste de las matrículas de los estudios universitarios. Sigue leyendo para resolver todas tus dudas acerca de este sistema de medición que se implantó con el plan Bolonia.

¿Qué son los créditos ECTS y cómo funcionan?
Foto: Conoce qué son los créditos ECTS

Esta es una duda muy frecuente que soléis plantearos antes de comenzar la Universidad. Para hablar de qué son los créditos ECTS tenemos que remontarnos a 1999, cuando se firmó la Declaración de Bolonia, una declaración según la cual los países firmantes iniciaban un proceso de convergencia en materia educativa. Este proceso, destinado a facilitar el intercambio entre los titulados universitarios de los países implicados, unificaba los contenidos de los estudios a través de los créditos ECTS. Te explicamos qué son y cómo se cuantifican.

Definición de créditos ECTS

El Sistema Europeo de Transferencia y Acumulación de Créditos (European Credit Transfer and Accumulation System, ECTS) es el sistema adoptado por las universidades europeas de los países firmantes del tratado de Bolonia. Su objetivo es medir o cuantificar el trabajo de cada estudiante. La finalidad de su implantación es la de adaptar progresivamente los contenidos de las asignaturas a la demanda social, incrementando, al mismo tiempo, la calidad de la enseñanza y la competitividad del alumno.

Principal función de los créditos ECTS

Los créditos ECTS tienen la función de unificar criterios en el momento de cuantificar el trabajo de los estudiantes universitarios. Así, las diferentes asignaturas de los grados incluidos en el EEES (Espacio Europeo de Educación Superior) tienen una asignación de créditos determinada.

Esta asignación debe tener una equivalencia inequívoca en créditos ECTS que acredite las competencias adquiridas y que, además, será igual en todos los países adheridos a la Declaración de Bolonia. De esta forma, la movilidad y las oportunidades son las mismas en todas las Universidades Europeas.

¿Cómo se cuantifican los créditos ECTS?

Los créditos se cuantifican a partir del trabajo de cada estudiante en las diferentes actividades que se le exigen. Se asignan créditos a las horas lectivas, a los trabajos encomendados, a las horas de prácticas y a cualquier otra modalidad aprobada por el centro competente.

Así, por ejemplo, la Universidad Autónoma de Madrid tiene establecido el criterio de que los créditos propios tengan la proporción de 6/4,5 respecto a los ECTS, mientras que en la Universidad de Sevilla un crédito ECTS equivale a 25 horas de trabajo por parte del estudiante.

En España, los diferentes grados y postgrados quedaron cuantificados de la siguiente forma a partir de 1999:

  • Título de Grado: Dependiendo de la titulación, los grados se distribuyen en 3 o 4 años académicos, correspondientes a 180 o 240 ECTS respectivamente, con las siguientes excepciones: Arquitectura y Farmacia, con 343 ECTS; Odontología y Veterinaria, con 300 ECTS; y Medicina, con 360 ECTS.

 

  • Título de máster: Los títulos de máster abarcan 1 o 2 años académicos que supondrán entre 60 y 120 ECTS. En el caso de las titulaciones incluidas en las excepciones del punto anterior, estas tendrán la consideración de títulos de posgrado.

¿Cómo afectan al precio de la matrícula?

En teoría, las tasas de los grados oficiales no son más elevadas que las de las antiguas licenciaturas y diplomaturas. El sistema de precios públicos está controlado por las Comunidades Autónomas, que pueden incrementar las tasas entre un 1.5 y un 5.5, que es la horquilla establecida por el Ministerio.

En definitiva, aunque el precio del curso académico no varíe de forma sustancial, lo cierto es que las diplomaturas de 3 años ahora se realizarán en 4. Además, los títulos de Máster se equipararán a los títulos propios de las universidades, con carácter no oficial.