ver más +
ELIGE TU FUTURO 2020

Consolidar la FP Dual, el objetivo de la nueva ley

Livia Arroyo

28 de septiembre de 2021

La Formación Profesional está en auge. Desde hace unos años, los estudiantes de todos los ciclos formativos de FP están más solicitados por las empresas que los universitarios. Uno de los motivos es el déficit de profesionales especializados que existe en el mercado de trabajo. Otro, la carga práctica de estos estudios, que permite a los titulados de FP ser productivos desde el momento en el que acceden al puesto de trabajo. Aún más para aquellos que han cursado una FP Dual. La nueva ley que ha aprobado el Gobierno quiere consolidar esta tendencia.

Consolidar la FP Dual, el objetivo de la nueva ley

La FP Dual, la gran desconocida

A pesar de que la FP Dual ya echó a rodar hace años, sigue siendo una gran desconocida para muchos. Desde luego, no para la mayor parte de estudiantes de Formación Profesional. Tampoco para las empresas. Y es que esta modalidad de FP incide de forma especial en la adquisición de conocimientos y habilidades a través de las prácticas en las empresas.

Los alumnos mejoran y ponen en práctica lo aprendido en las aulas. Las empresas tienen a su disposición trabajadores cualificados en formación con menores costes.

El auge ha sido tal, que antes del verano se firmó un convenio para potenciar la FP Dual entre la Cámara de Comercio y el SEPE.

La FP Dual despega en España

La nueva ley de FP

Algunos de los últimos informes sobre empleabilidad indican que los titulados de FP ya se solicitan más que los universitarios. La demanda de profesionales ha crecido en los dos últimos años, y no parece que la tendencia vaya a revertirse. Este es uno de los motivos por los que el Gobierno quiere apostar por la FP Dual. Para mejorar la inserción laboral de los estudiantes de todos los grados a través de las prácticas en empresas. Se pretende consolidar así la vertiente práctica de este tipo de formación.

La nueva ley se aprobó en Consejo de Ministros a inicios de septiembre. Incluye varios grados dependiendo de las competencias que quieran adquirirse. Lo que influye es el tiempo que se invierte en realizar cada una de estas variantes. Es lo que se conoce como la FP de la A a la E. La superación de cada una de estas variantes estará certificada con un título. Así, las oportunidades de formación se amplían a todas las edades y situaciones personales.

El impacto de la ley en la FP Dual

Todas las variantes de FP tendrán un carácter dual. Se persigue de este modo mejorar la puesta en práctica de los conocimientos y competencias adquiridos. En las variantes superiores, C. D y E, la formación práctica en las empresas se incrementa hasta un 35% de su duración total. Las empresas actuarán también como evaluadores de esta formación práctica. A través del tutor de empresa, el responsable del negocio que servirá como enlace con el centro de FP.

También incorpora la vinculación contractual. De este modo, adquiere también valor en el CV como experiencia profesional.

Pero sobre todo, la nueva ley pretende ajustar los contenidos de la FP a las necesidades de las empresas. A través de la incorporación de nuevas titulaciones acordes con los empleos más demandados en el mercado laboral.