ver más +
ELIGE TU FUTURO 2020

Consejos para publicar un trabajo académico en una revista

Livia Arroyo

4 de febrero de 2021

Si tu trayectoria profesional está dirigida a la carrera académica debes saber que publicar es fundamental. En el ámbito académico profesional es imprescindible que publiques los resultados de tus investigaciones. Pero no siempre resulta claro cómo hacerlo. Sigue leyendo para encontrar consejos útiles que te permitan mejorar tu producción científica y hacer que las revistas seleccionen tus trabajos.

Consejos para publicar un trabajo académico en una revista

El tema es fundamental para publicar

Antes de ponerte a redactar debes seleccionar el tema de tu investigación. Si eres doctorando y estás desarrollando tu tesis o acabas de defenderla, habrás visto que en ella hay varios subtemas. Elige uno de ellos. Debe ser relevante para el resto de la comunidad científica por su trato novedoso, por los nuevos resultados que has conseguido o porque colma lagunas en la investigación. No elijas un tema amplísimo. La mayoría de revistas científicas no aceptan artículos de más de 15 páginas para publicar.

La redacción

Para publicar en una revista científica el lenguaje y la redacción son fundamentales. Usa palabras sencillas y maneja convenientemente los tecnicismos de tu ámbito de estudio. Evita las frases largas y complejas que pueden dificultar la comprensión al lector. Presta mucha atención a la ortografía y la gramática. Solo los artículos correctamente escritos son aceptados para su publicación.

La estructura

Antes de escribir, haz un esquema con las ideas fundamentales de tu artículo. Una vez que las tengas, estructúralas siguiendo un hilo lógico. Tus argumentos deben seguirse unos de otros para que tu texto sea coherente. Comienza tu escrito con un breve resumen y finalízalo con una conclusión que dé cuenta de forma sintética tus resultados. Te resultará muy útil dividir tu artículo en apartados para facilitar que el lector pueda seguir tus argumentos.

El uso de las fuentes bibliográficas

Además de lo visto en los apartados anteriores, un buen trabajo de investigación se caracteriza por el correcto uso de las fuentes. Toda investigación se apoya en los trabajos de otros colegas. La lectura crítica y la capacidad de síntesis son fundamentales para poder extraer de la bibliografía la información que tu artículo necesita.

Es imprescindible que conozcas y utilices las publicaciones más relevantes en tu ámbito. Haz una selección de las obras esenciales para tu tema de estudio y extrae de ella la información más importante. Un artículo en el que falte bibliografía relevante y actualizada no será admitido para publicar.

El tema es fundamental para publicar

Nunca plagies

Cuando te remitas a los trabajos de otros debes citarlos. No solo cuando extraigas conceptos o frases de otras investigaciones. También cuando expreses con tus propias palabras argumentos o conclusiones de otros colegas. Hay muchas formas de citar una publicación. La más utilizada actualmente es la de la American Psychological Association (APA), pero puedes usar cualquier otra. Lo importante es que siempre uses el mismo sistema de citación. También en este aspecto se demuestra la coherencia de una publicación.

Nunca copies de otros trabajos. Eso es plagio. Ninguna revista admitirá un artículo que plagie a otros autores. Las casas editoriales poseen programas especializados para detectar el plagio. Además de ser una falta de respeto al trabajo de tus colegas podrías ser excluido del ámbito académico por este motivo.

Selecciona la revista

Dentro de tu ámbito de investigación seguro que hay numerosas revistas científicas. Actualmente, todas ellas tienen un página web. Visita los sitios de las revistas especializadas que conozcas para saber cuál es exactamente su campo. De acuerdo con esa información, elige la que mejor se adapte a tu tema de estudio. Una vez elegida, descárgate sus normas de publicación y adapta tu escrito a ellas. Cumplir con estas normas es imprescindible para que tu artículo sea aceptado.