Sigue estos prácticos consejos para aprobar la EBAU

Livia Arroyo

5 de mayo de 2022

Después de haber superado todo el último curso de Bachillerato queda aprobar la EBAU. En algunos casos se acusa el cansancio de todo un año estudiando. En otros, los nervios juegan malas pasadas y los contenidos se retienen peor. Pero se trata de un requisito si quieres acceder a la universidad. Si ese es tu objetivo, no te agobies. Con estos consejos te será más fácil hacerle frente a estas pruebas.

Sigue estos prácticos consejos para aprobar la EBAU

La actitud para aprobar la EBAU

El curso está a punto de acabar y ahora debes comenzar a prepararte las pruebas de acceso a la universidad. Estás en los últimos meses del curso y no puedes despistarte ahora. Para afrontar la EBAU con éxito es necesario que tengas una actitud general positiva. Te ofrecemos algunos consejos que te ayudarán a aprobar la EBAU.

Piensa que lo más difícil ya lo has hecho. Al fin y al cabo, los contenidos de las pruebas son los mismos que has estado viendo hasta ahora.

Ten confianza en ti mismo y no te castigues con pensamientos derrotistas. Tampoco adoptes la actitud contraria, y no te convenzas de que es pan comido. Lo mejor es mantenerse en un término medio.

La planificación es la llave

Desde que finaliza el curso, hasta que comienzan las pruebas, el tiempo para estudiar no es mucho. Pero sí el suficiente para afrontar la EBAU si te planificas el tiempo.

Consulta fechas de la EBAU de tu comunidad y elabora un calendario con los días que tienes hasta el primer examen. Establece tus horas de estudio en él, y dedica más tiempo a las materias que te resultan más difíciles. Deja siempre un día de descanso a la semana. No puedes llegar agotado a las pruebas.

La actitud para aprobar la EBAU

Estudia de manera eficiente

Una vez que tengas el horario de estudio hecho, debes aprovechar al máximo ese tiempo.

Hay muchos métodos de estudio que te serán muy útiles para ser más eficiente. Por ejemplo, si tienes que leer muchos contenidos, el método Robinson es tu mejor aliado. Pero si de lo que se trata es de afrontar conceptos o temas complejos, entonces el método Feynman es el que debes seguir.

También tienes varias técnicas de estudio que te ayudarán en la retención y comprensión de los contenidos.

El día del examen

Los nervios de última hora pueden dar al traste con todo tu esfuerzo. Así que debes controlarlos.

Para ello, evita durante los días anteriores tomar demasiado café y practica deporte moderado. Como te has organizado ya un calendario de estudio, habrás dejado tiempo para ello.

En uno de tus días de descanso acércate al lugar de las pruebas para tenerlo todo controlado, desde el tiempo que tardarás en llegar, hasta el lugar donde se encuentra el aula.

Evita relacionarte con personas que te estresen. Si hablar de lo que puede caer en el examen te pone nervioso, deja el grupo y da un pequeño paseo.

Lee detenidamente las opciones del examen y elige la que más te convenga. Una vez elegida, lee atentamente cada pregunta, y asegúrate de que sabes lo que se te pide. Reserva los minutos finales para hacer un repaso de los contenidos y de la redacción.