5 técnicas de estudio que te ayudarán con tu formación online

Livia Arroyo

15 de diciembre de 2020

La formación online está cada vez más extendida por las múltiples ventajas que ofrece, sobre todo, la de ser compatible con otras actividades. Sin embargo, la formación a distancia implica también nuevos retos para el aprendizaje derivados de sus especiales características. Para que te sea más fácil aprovechar al máximo tu formación online te explicamos aquí cinco técnicas de estudio que mejorarán tu rendimiento.

5 técnicas de estudio que te ayudarán con tu formación online

En qué consisten las técnicas de estudio

Aprender y estudiar no consiste solo en memorizar conceptos o ideas, sino principalmente en entender la materia a la que nos enfrentamos. De nada sirve poder recordar todo un tema si después somos incapaces de saber qué hacer con su contenido. El famoso recurso de “clavar los codos” no da buenos resultados, es aburrido y puede generar estrés.

Para que el aprendizaje sea efectivo y duradero lo principal es comprender lo que estamos estudiando. Esto es aún más importante en la  formación online, en la que la no presencialidad puede influir en el aumento de las distracciones y en la falta de concentración.

Técnicas para estudiar durante la pandemia

Las tarjetas de estudio o flashcards

Se trata de tarjetas que contienen por una cara lo que se quiere estudiar y, por la otra, su explicación. Sirven para entender y sintetizar un tema porque para su creación habrás tenido primero que comprenderlo y resumirlo. Que no te desanime el trabajo que suponen porque es este mismo trabajo el que mejorará tu aprendizaje.

Son muy útiles para desarrollar la memorización de lo que quieres estudiar porque al no poder asociar visualmente un contenido con una posición en una página, los conceptos se retienen mejor. Pero para que la memoria visual siga siendo útil, te recomendamos que incluyas diagramas o dibujos en tus tarjetas.

Los mapas mentales

Son otra técnica de estudio para organizar y resumir la información de manera visual. Como en el caso de las tarjetas, necesitan ciertas dosis de trabajo para su creación, pero una vez creados, los mapas mentales te ahorrarán tiempo de estudio.

Solo necesitas una hoja de papel en la que trasladar gráficamente y de modo esquemático las ideas principales de un tema yendo de lo general a lo particular. Comienza primero por el punto principal del tema y colócalo en el centro de la página. Desde él ve dibujando ramificaciones que se extiendan hacia fuera siguiendo un orden de mayor a menor importancia. Para mejorar la comprensión e involucrar a la memoria visual es recomendable que incluyas imágenes en tus mapas mentales.

Las reglas mnemotécnicas

La memoria es un elemento fundamental en el aprendizaje. Hay que recordar los nombres y localizaciones de países, regiones y ciudades; los personajes más importantes de la historia, las partes de la célula y un largo etcétera. Para ayudar a la memoria a recordar tantos datos las reglas mnemotécnicas son una técnica de estudio fundamental. Consisten es asociar lo que tenemos que memorizar con cosas que nos son cercanas y conocidas. Una de estas reglas es crear acrónimos con las iniciales de las palabras a memorizar.

Enseñar a otro

Esta técnica de estudio está directamente relacionada con el autoaprendizaje porque permite la autoevaluación. Trasmitir a otros lo que sabes te obliga a ordenar las ideas y a usar tus propias palabras para explicar a otros lo que conoces. Además, si la otra persona interactúa contigo y te plantea dudas, te estará ayudando a encontrar los puntos débiles en el proceso de aprendizaje.

Hacer ejercicios

Poner en práctica lo que se ha aprendido es una de las mejores técnicas de estudio y está relacionada con la técnica anterior porque también permite el autoaprendizaje. Tus profesores te darán prácticas, tests y cuestiones a resolver, y los encontrarás también en el material de estudio. Con ellos pondrás en práctica tus nuevos conocimientos y te prepararás también para afrontar los exámenes con más tranquilidad.