Mejorar la empleabilidad como nuevo propósito en 2021

Livia Arroyo

7 de enero de 2021

La situación provocada por la pandemia de la COVID-19 ha tenido profundas consecuencias en el mercado laboral. Sin embargo, potenciar tu formación y tus habilidades resultará muy beneficioso para que puedas crear tu primer perfil profesional o para mejorar el que ya tienes. Los siguientes consejos te ayudarán a superar los nuevos retos y a mejorar tu empleabilidad.

Mejorar la empleabilidad como nuevo propósito en 2021

Qué significa mejorar la empleabilidad

La empleabilidad consiste en ser competente para encontrar un empleo, conservarlo y adaptarse a los cambios del mercado laboral. Para conseguir mejorar la empleabilidad es necesario poseer los conocimientos específicos que se requieren en un puesto determinado. Pero es también necesario actualizar estos conocimientos a medida que varían las actividades relacionadas con el puesto en cuestión. Del mismo modo, es imprescindible contar con una serie de habilidades que potencien tu perfil profesional.

La clave: una buena y actualizada formación

Todos los empleos requieren una serie de conocimientos específicos. La mejora en la empleabilidad pasa por ampliar, enriquecer y actualizar esos conocimientos. Una de las claves son las competencias en idiomas extranjeros. Muchas empresas necesitan profesionales formados en otras lenguas, especialmente en inglés. Si aún no dominas un idioma diferente al español este es el momento de aprenderlo.

Manejar otra lengua te permitirá promocionarte en tu empresa o encontrar un empleo mejor. Así mismo, ampliar y actualizar tu formación específica es imprescindible para mantener tu puesto de trabajo. El mercado laboral está en permanente cambio y necesitas ajustarte a él. Pero no olvides que estos nuevos conocimientos deben permitirte también mejorar tu desarrollo personal. Elige la formación que más se ajuste a ti y a tus perspectivas de empleo. Actualmente se ofrece una gran variedad de cursos, másteres y posgrados, tanto presenciales como online, que te permitirán ampliar tus conocimientos.

La clave: una buena y actualizada formación

Tus habilidades son imprescindibles

De poco sirve tener los conocimientos adecuados a un puesto si no eres capaz de transmitir tus capacidades y posibilidades. Las empresas valoran tanto tus habilidades personales como tus conocimientos. Por eso es importante que potencies tus competencias en comunicación oral y escrita, trabajo en equipo, organización y sobre todo, la confianza en ti mismo.

Es muy importante que tengas una actitud proactiva y que demuestres tus ganas de aprender y aportar. Los trabajadores comprometidos con sus empresas son muy valorados y este compromiso te permitirá mejorar tu empleabilidad.

El primer perfil profesional

La búsqueda del primer empleo puede resultar compleja. Sin embargo, conocer en profundidad tus capacidades, conocimientos y objetivos hará más fácil esta búsqueda. Reflexiona sobre cuáles son tus fortalezas como profesional, haz una lista de tus capacidades más sobresalientes y elabora un pequeño elenco de tus competencias. Con este material te será más sencillo averiguar cuál es el puesto que mejor se adapta a ti. Tu primer perfil profesional debe incluir toda la información anterior para transmitir a la empresa en un breve resumen los puntos claves de tu trayectoria. Te permitirá también resaltar aspectos de tu currículum que no se encuentran incluidos en los apartados fijos del mismo.

Infórmate sobre lo que las empresas de tu sector buscan en sus trabajadores y en base a esa información adapta tu perfil. No olvides incluir las actividades que practiques o tus aficiones y muéstralas también en la entrevista. Esta información refleja tus habilidades y permite a las empresas conocerte mejor. Así te distancias de otros candidatos y haces que tu perfil se convierta en único.