Qué hace un fiscal y cómo introducirte en esta profesión

Livia Arroyo

24 de junio de 2021

Dentro de las profesiones de Ciencias Jurídicas se encuentra la de Fiscal. En los medios de comunicación se mencionan con frecuencia. Pero en ocasiones no es fácil precisar cuáles son sus tareas y competencias. Para que puedas conocer a fondo esta profesión, incluso para que puedas decantarte por ella en tu futuro laboral, tienes aquí todo lo que debes saber sobre ella.

Qué hace un fiscal y cómo introducirte en esta profesión

A qué se dedica exactamente un fiscal

En general, la imagen que se tiene de un fiscal procede de las películas. Pero este tipo de profesionales poco tienen que ver con ese modelo.

Se trata de funcionarios del Estado. Son representantes de un Ministerio ante un tribunal. Y forman parte del Ministerio Fiscal, un órgano integrado en el Poder Judicial.

Conducen investigaciones criminales. Si de ellas se desprende que existen motivos para acusar a una persona, lo harán. Si no, solicitarán la absolución del acusado o que la causa se archive. Su principal interés es la defensa de los derechos de los ciudadanos.

Dirigen también el desarrollo de los procesos judiciales, encargándose de que se hagan conforme a las leyes. Para que todas las partes, acusación y defensa, tengan protegidos sus derechos y actúen de acuerdo a sus deberes.

A qué se dedica exactamente un fiscal

Esta es la formación que necesitas

Para convertirte en fiscal primero debes haber superado tus estudios de Grado en Derecho.

Como se trata de personal del Estado, una vez que te hayas licenciado deberás superar unas oposiciones. Las del Grupo A, las más exigentes. Se trata de las mismas oposiciones que las de juez. Formadas por unos 320 temas. Están compuestas por tres ejercicios, uno de tipo test y dos de carácter oral.

La estimación media para la preparación de estas oposiciones es de 5 años. Por eso lo más recomendable es que las prepares en un centro especializado.

Cuando apruebes todos los exámenes podrás elegir, por orden de nota, si pasar a la carrera judicial o a la de fiscal.

Cuando tu opción haya sido aprobada, deberás hacer una formación específica. Tiene una duración de un año y se realiza en el Centro de Estudios Jurídicos. Un organismo autónomo dependiente del Ministerio de Justicia. Está orientada a que los futuros fiscales tengan las competencias y habilidades que se requieren para el ejercicio de su actividad. Dentro de esta formación también realizarás prácticas.

Al superar estos estudios podrás ingresar en la Carrera Fiscal. Para ello deberás jurar el cargo y tomar posesión de tu plaza.

Dónde puedes trabajar

Al tratarse de funcionarios, su trabajo se desarrolla en el ámbito público, en los diferentes tribunales repartidos por todo el país.

Existen tres áreas diferentes de acuerdo a su categoría:

  • Primera: En el Tribunal Supremo se encuentran los Fiscales de Sala de este tribunal. Son equivalente a Magistrados del Alto Tribunal.
  • Segunda: En el resto de tribunales desarrollan su trabajo los fiscales. Por rango se equiparan a Magistrados.
  • Tercera: Son los Abogados-Fiscales, que se asimilan a Jueces.

El salario de un fiscal depende de su categoría. También del territorio en el que esté destinado. Por ejemplo, en las islas Canarias reciben un complemento salarial. Además, por cada guardia perciben una cantidad fija que se suma a su salario mensual.