Ser abogado o abogada: cómo conseguirlo

Livia Arroyo

4 de mayo de 2021

En nuestra sociedad, prácticamente todos los aspectos de la vida están regulados por el derecho. Desde las uniones entre personas a las transacciones económicas, pasando por las relaciones laborales. Esto implica un conjunto de leyes muy extenso. Y conocerlo en profundidad no está al alcance de cualquier persona. Se requieren profesionales especializados. Entre ellos se cuentan los abogados y abogadas. Aquí encontrarás todo lo que debes saber sobre esta profesión.

Ser abogado o abogada: cómo conseguirlo

Qué hace un abogado

Un abogado es un profesional del derecho. Sus funciones pueden dividirse en dos grupos principales:

  • Asesoramiento. Ofrecen consejos y ayuda a sus clientes sobre situaciones complejas que requieren información jurídica precisa.
  • Asistencia directa. Defensa o acusación de una persona en un proceso judicial o extrajudicial.

Al igual que otras profesiones, su ámbito de estudio es tan amplio que es necesaria la especialización en una las diferentes ramas del derecho. Pero hay también abogados generalistas que tienen un conocimiento extenso pero no especializado del derecho.

Principales tipos de abogados

Principales tipos de abogados

Las diferentes categorías de abogados se agrupan de acuerdo a las diferentes ramas del derecho. Los principales tipos de abogado son los siguientes:

  • Penalistas: especializados en Derecho Penal, el relativo a delitos. Defienden los intereses de sus clientes durante todo el proceso del juicio. Desde la instrucción, las declaraciones y el juicio. Pueden formar parte tanto de defensa como de la acusación.
  • Civilistas: su campo es el Derecho Civil, el que se ocupa de las relaciones entre particulares. Aunque estos pueden ser tanto personas físicas como jurídicas. Abarcan una gran cantidad de asuntos, desde procesos de divorcio o tutela de menores hasta reclamación de deudas. Por eso, algunos de ellos están aún más especializados en uno de estos campos. Como por ejemplo, los abogados de familia.
  • Laboralistas: se ocupan del Derecho Laboral, el que regula las relaciones en el trabajo. Se encargan de procesos relacionados con las relaciones entre la empresa y sus empleados, y entre estos y las administraciones públicas.
  • Mercantilistas: están especializados en Derecho Mercantil, el orientado a todo lo relacionado con las empresas. Se dedican tanto a procesos como a dirigir o asesorar a las compañías en fusiones, redacción de contratos, acuerdos laborales, etc.

Qué formación debes tener para entrar en la profesión

Para poder ejercer la profesión de abogado o abogada debes haber superado estudios universitarios, como el Grado en Derecho. Si te orientas al Derecho Mercantil, también puedes hacer el Doble Grado en Derecho y ADE.

Los máster que puedes cursar son de muchos tipos. Desde el Máster Oficial en Abogacía, de carácter generalista, a másteres más especializados, como el Máster Oficial en Criminalidad e Intervención Social con Menores. Las opciones son muy variadas.

Una vez superados tus estudios superiores, deberás colegiarte para poder ejercer tu actividad.

Dónde puedes trabajar

La profesión de abogado puede ejercerse de manera privada o bien se puede trabajar para la Administración.

La mayor parte de las personas que se dedican a esto son autónomos y cobran según sus propios honorarios. Pueden unirse a otros compañeros para formar equipos de trabajo y compartir gastos generales, como el alquiler del local. Reciben sus casos directamente del cliente o a través de otros profesionales, como los notarios.

También pueden trabajar para un bufete. Una oficina en la que trabajan varios profesionales del derecho. Estos despachos de abogados pueden estar especializados en uno de los tipos que hemos visto más arriba. También pueden tener objetivos más amplios e integrar profesionales expertos para cada caso concreto.

Si trabajas para la Administración tus funciones dependerán de la oposición a la que te hayas presentado, como abogado del Estado. Algunas de estas oposiciones son del Grupo A. También puedes ser abogado de justicia gratuita para personas cuyos ingresos no les permiten pagar los honorarios de un abogado privado.