Funciones de un notario y cómo prepararse para serlo

Livia Arroyo

27 de mayo de 2021

Dentro de las profesiones relacionadas con el Derecho se encuentra la de notario. Estos profesionales dan fe de actos jurídicos, supervisan contratos y redactan documentos con efectos procesales y extraprofesales. Se trata por tanto de una profesión necesaria en nuestra sociedad. Aunque llegar a serlo implica muchos años de estudio. Pero no te desanimes. Si aún no tienes claro que tu futuro se encuentra en esta profesión, aquí tienes todo lo que necesitas saber para decidirte.

Funciones de un notario y cómo prepararse para serlo

¿Cuáles son las funciones de un notario?

Los notarios son profesionales del derecho que ofrecen a la ciudadanía seguridad jurídica. Son funcionarios públicos y trabajan también en régimen de competencia. Es decir, como los abogados, puedes elegir a qué notario dirigirte. Pero sus honorarios están establecidos por ley.

Estos profesionales asesoran a particulares y empresas y garantizan que contratos o negocios se ajusten a la legalidad. Por tanto, garantizan que los documentos firmados por ellos se ajustan a derecho. Entre estos documentos se encuentran ventas de  inmuebles, hipotecas, testamentos o creación de sociedades. Es decir, se desenvuelven en varias ramas del derecho.

Antes de redactar o supervisar un documento, el notario te asesorará sin coste y te indicará el mejor procedimiento, los impuestos que habrás de pagar y sus propios honorarios.

Los notarios se organizan en Colegios por Comunidades Autónomas. Los Decanos de estos Colegios conforman el Consejo General del Notariado, con competencias a nivel nacional.

¿Cuáles son las funciones de un notario?

Qué debes hacer para convertirte en notario

Para convertirte en notario debes haber superado tus estudios de grado en Derecho. Puedes haber hecho también un doctorado o un máster especializado en algunas de las ramas del Derecho.

Finalizados tus estudios, deberás superar unas oposiciones, las del Grupo A. Las más complejas. Como media, prepararlas suele llevar ocho años. El temario incluye todo el derecho positivo español, incluido el Foral. Con especial atención a las materias que deberás aplicar y que te convierten en un especialista. Por ejemplo, dentro del Derecho Civil deberás conocer también el Derecho Internacional Privado. Y también la legislación fiscal.

Estas oposiciones constan de cuatro ejercicios: los dos primeros son orales, los dos últimos, escritos.

  • Primer ejercicio: De carácter oral y duración de una hora. Deberás contestar a cuatro temas. Los tres primeros de Derecho Civil, Común y Foral. El cuarto se centra en legislación Fiscal.
  • Segundo ejercicio: También con carácter oral y duración de una Incluye seis temas. Dos de Derecho Mercantil, dos de Derecho Hipotecario, uno de Derecho Notarial y otro de Derecho Procesal o Administrativo.
  • Tercer ejercicio: Es el primer ejercicio escrito y su duración máxima es de seis horas. Deberás redactar un dictamen sobre uno de los temas escogidos por el tribunal. Incluye temario de Derecho Civil, Común y Foral; Derecho Mercantil, Derecho Hipotecario o Notarial.
  • Cuarto ejercicio: Dividido en dos partes con una duración máxima conjunta de seis horas. La primera parte consiste en redactar una escritura o un documento notarial. Incluyendo los problemas jurídicos que puedan plantearse y realizando la liquidación del impuesto que corresponda. La segunda parte consiste en resolver un problema de contabilidad y matemática financiera.

EN AVANZA EN TU CARRERA TE AYUDAMOS  

En Avanza en tu Carrera tenemos más de 50.000 cursos para ti. Te orientamos y asesoramos para que elijas tu formación. Elige la opción que más te interese: Formación Profesional, Oposiciones, Grados, Postgrados y mucho más.

BUSCA TUS CURSOS EN TU PROVINCIA